En Nueva York copian estrategia bonaerense para arreglar el subte

221

En Nueva York crearán una tasa para los automóviles que ingresen a la zona centro y sur de Manhattan. Copiarán estrategia de Buenos Aires para arreglar el subte.

Mirá también: Anabella Díaz retratará cuerpos “tal como son”

Según especialistas, el subte de Nueva York está en crisis, y una manera de resolverla sería con un plan elegido en las últimas horas y que tiene algún parecido con lo que pasa con la red porteña: cobrar una tasa a los vehículos que entren a Buenos Aires.

El Estado de Nueva York presentó la aplicación de un peaje para ingresar a la zona de Manhattan que inicia en la calle 60, al sur del Central Park, hasta el Distrito Financiero incluido. Es decir, la mitad de la isla.

La tasa entrará en vigor en diciembre del próximo año y se calculará en función de la carga del vehículo y de lo congestionada que esté la vía exista en el momento.

Al igual que Buenos Aires, Nueva York destinará los ingresos para realizar mantenimiento al Metro

Los legisladores y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, impulsor del proyecto, manifestaron que la decisión tiene un doble fin: bajar el flujo de tráfico y destinar los ingresos recaudados del peaje a modernizar el Metro.

Asimismo, un panel de expertos tendrá que tomar la decisión acerca de los precios. Han adelantado que lo más probable sea de al menos 12 dólares por día para los autos y 25 dólares por camión.

Cabe destacar, que ya hay una modalidad muy parecida en Buenos Aires, aunque muchos no tienen conocimiento de esto. Dos leyes, una corregida en 2009 y otra de 2012, regulan la división al subte de fondos que se cobran a los conductores.

La inicial es la 3.060, que administra el permiso de obra pública en las autopistas porteñas, y estipula que la concesionaria Autopistas Urbanas S.A (AUSA) debe trasladar el 5% de sus ingresos a la ampliación del subte.

La segunda medida, más actual, es la 4.472 y se estableció durante el traspaso del subterráneo de Nación a Ciudad. En su texto instaura una contribución especial.

Esto se traduce como un impuesto a los autos que ingresan por los peajes. “La Contribución Especial que deben abonar los usuarios es de un 10% del valor del peaje libre de tributos”, señala la norma. El dinero se utiliza para subsidiar la tarifa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *