En una escuela de Quilmes: Menor denunció que fue abusado por un compañero

Argentina.- Familiares de un niño de 10 años, estudiante de una escuela de Quilmes, denunciaron ante las autoridades policiales el presunto abuso sexual del que fue víctima el menor.

Según versiones de los familiares, el niño les contó que un compañero de escuela “lo agarró por atrás y le metió el dedo en el ano”.

El lamentable suceso, habría ocurrido en el baño de la Escuela Primaria N° 22 de Plátanos.

En este sentido, Beatriz Villar, hermana de la víctima, recalcó que “mi hermano está muy triste por todo esto, tratamos de no molestarlo tanto porque el caso es muy grave y debemos tener mucho cuidado”.

Villar añadió, que “su hermano dejó de ir a clases mientras que el chico agresor sigue asistiendo como si no hubiese pasado nada”.

Es importante resaltar, que la denuncia fue interpuesta en la comisaría 4ta de Plátanos, donde el cuerpo médico evaluó al niño y certificó las lesiones sufridas.

De esta manera, la causa quedó estipulada como “Abuso sexual con acceso carnal”.

Nuevos estudios ante denuncia de abuso en una escuela de Quilmes

Lo cierto del caso, es que mientras las investigaciones avanzan en la Fiscalía N°1 de Berazategui, la víctima será sometida a otros estudios, a fin de determinar si esta situación venía ocurriendo anteriormente.

Entre tanto, Beatriz Villar, insistió indignada que desde la escuela “quisieron negar lo sucedido. Espero que alguien haga algo porque está realmente mal”.

Lea también: Docentes argentinos convocaron Marcha de Antorchas por la maestra torturada

Los familiares del menor agraviado, esperan que se haga justicia, y que tanto las autoridades judiciales como las escolares sienten un precedente que llevé a que hechos como este no vuelvan ocurrir.

No obstante, Villar no entiende cómo es que este hecho dantesco ocurrió en el interior de la escuela, sin que ninguna autoridad o personal docente se hayan percatado.

Tanto familiares, como toda la comunidad educativa de la Escuela Primaria N°22 de Plátanos, ubicada en la intersección de las calles 158 y 43, esperan que se aclaré lo sucedido y de alguna manera se lleven a cabo acciones que busquen ayudar a que el niño afectado supere lo que vivió.

Thamarkys Ochoa

Thamarkys Ochoa

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email
Close