Encuestas favorecen a Hillary Clinton

100

Estados Unidos.- Las recientes encuestas dan una ventaja de 8% de Clinton sobre Trump, pero esto no quiere decir que tiene ganada la carrera presidencial.

El próximo 8 de noviembre se realizarán las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, donde se tiene como candidatos a la demócrata Hillary Clinton, y al republicano Donald Trump. Durante los primeros días posteriores de sus respectivas nominaciones oficiales partidistas, las encuestas revelaban un cierto empate técnico entre ambas opciones, pero hoy en día la tendencia se empieza a notar.

[pullquote]Ciertamente la popularidad de Clinton es mayor que la de Trump, pero si se confía podría pasar lo que se registró en las elecciones presidenciales del 2000, cuando Al Gore obtuvo la mayor cantidad de votos pero perdió.[/pullquote]

A falta de varias semanas para que Estados Unidos decida quién debe tomar el testigo presidencial de Barack Obama en la Casa Blanca, el 48% de los encuestados a nivel nacional se inclinan por la opción de Clinton mientras que el 40% considera que Trump es su elegido.

Días previos a las respectivas convenciones demócratas y republicanas, la diferencia entre ambos candidatos no sobrepasaban los cinco puntos porcentuales, pero hoy en día está por acentuarse una ventaja de casi dos dígitos por parte de la ex secretaria de Estado sobre el magnate.

Si las elecciones fuesen hoy

En caso de que los comicios electorales se realizarán hoy, evidentemente favorecería a los intereses políticos de Clinton, sin embargo hay que desglosar a profundidad cómo funciona el sistema electoral norteamericano, el cual es totalmente diferente al resto de los países en la región.

Para empezar, ese 8% de ventaja que tiene Hillary Clinton, que a pesar de ser muy bueno no le puede garantizar una hipotética victoria presidencial. El mejor ejemplo fueron las pasadas elecciones del año 2000, cuando George W. Bush se impuso ante Al Gore, quien tuvo la mayor cantidad de votos fue el hoy en día activista ambientalista y aún así no llegó a la Casa Blanca.

Al Gore obtuvo 50.999.897 votos a favor (48.38%), lo que en teoría representaba su victoria presidencial ante George W. Bush, quien llegó a los 50.456.002 votos (47.87%). Sin embargo hay un factor más importante, porque son los “votos electorales” los que realmente indica quién es el ganador.

Bush logró imponerse en los estados más importantes y gracias a ellos, logró obtener 271 votos electorales, cinco más que Al Gore y por eso se convirtió en el 43º presidente de Estados Unidos a pesar de no recibir la mayoría de los votos.  Esto lo debe tomar como referencia Clinton, quien en teoría tiene el apoyo de entidades anclas en el ámbito electoral, no debe descuidar el resto para evitar una situación similar a la de Al Gore.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *