Internacionales

España: Estado negó considerar víctimas de ETA a pareja que perdió hijos en atentado

A juicio del Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior, no son víctimas del terrorismo porque no estaban en el lugar de los hechos.

España.- El Estado ha negado considerar a dos víctimas del Eta que perdieron sus hijos durante el atentado. El grupo violento ETA anunció la semana pasada su fin como banda armada.

“Hay miles de heridas abiertas en familias destruidas y cabos abiertos”.
Es el testimonio de Nuria Manzanares y Enrique Vicente perdieron a sus hijos, de 13 y 9 años, en el atentado de Hipercor, en el año1987.

En ese mismo ataque murió la hermana de Nuria. De ese doloroso suceso han pasado treinta años. Sin embargo el dolor y la herida emocional sigue viva; en este caso se agrava por el olvido de los Gobiernos de turno y las instituciones.

A juicio del Tribunal Supremo y el Ministerio del Interior, no son víctimas del terrorismo porque no estaban en el lugar de los hechos.

Esto aún cuando ambos fueron reconocidos con la incapacidad absoluta laboral por el estrés postraumático.

La pareja tenía dos sentencias ganadas, pero el Estado las recurrió y perdieron ambas. Se les debate que su trauma provenga de haber perdido a sus hijos en el atentado más cruel de ETA.
No obstante la pareja asegura que el aliento de vida que les movió a seguir fue su tercer hijo –Enric– que, aún sin saberlo ellos, venía de camino.

El dolor que dejó ETA

“Los políticos se llenan la boca hablando de las víctimas, pero en estos años nadie me ha hecho una llamada para ver si me hacía falta algo”, fustigó Nuria Manzanares. Se va años atrás y rememora que en el 2009 coincidió en un acto en Barcelona con Sonia Ramos, directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo.

“Me presenté y al conocer nuestro caso dijo que no podía ser que no tuviéramos el reconocimiento de víctimas. Aseguró que tenía prisa por irse porque perdía el avión, pero que nos llamarían. Nunca nos llamó nadie”, sostuvo.

“El discurso de la Administración de que está al lado de las víctimas es sangrante”, declaró.
Manzanares, de 67 años, sentada junto a su marido, de 68, ofreció su testimonio. Acudieron a la consulta de la psicóloga Sara Bosch, que ha tratado sus secuelas.

Asímismo se reúnen, para explicar mano a mano los detalles de este caso, con la abogada laboralista Montse Fortuny.

Esta jurista ha batallado la causa ante los tribunales, sin alcanzar aún el fin.

Víctimas de ETA se ayudan

Junto a ellos Robert Manrique, herido grave en Hipercor que lleva tres décadas entregado a ayudar, a que otras víctimas del terrorismo en Catalunya ejerzan sus derechos. Fue quien, con la sentencia de Hipercor en la mano se dedicó a buscar telefónicamente a las víctimas que no estaban localizadas para ofrecerles ayuda.

“No tuvimos ningún asesoramiento por parte del Estado. Ni jurídico, ni médico, ni nada. Solo cuando nos encontró Robert empezamos a removerlo todo y fuimos a sesiones con el psicólogo; gracias a ellos estamos enteros pero el Estado tenía que ofrecernos ayuda, teníamos ese derecho”, sostiene Nuria.

En España la ley de protección a las víctimas del terrorismo, de 2011, ha sido reformada en diversas ocasiones.

De hecho en 2013 se incluyó a los amenazados por ETA yel Estado ha reconoció como víctimas a 106 personas en esta categoría.

En julio de 2017, Interior informó que 10.181 personas tienen el reconocimiento de víctimas en toda clase.

Vea también  España: Veinte terroristas cuidarán en secreto del “legado de ETA”

Marketing Digital Experience

Maira Perozo

Periodista, locutora y presentadora de tv. venezolana.

Artículos relacionados

Close