España: Hallaron evidencias de guerra nativa en esqueletos

104

España.- Un grupo de científicos e investigadores pertenecientes al Departamento de Ciencias Históricas de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, ha estudiado de manera específica, los episodios de violencia y las pruebas de guerra en un esqueleto que data entre el siglo XIV y XVI, originario de la Necrópolis de los Acarreadores, situado al noroeste del territorio de Gran Canaria.

En este sentido y según reseña el portal de AFP, los científicos María del Cristo González Marrero, Jonathan Santana Cabrera, Javier Velasco Vázquez y Amelia C. Rodríguez, junto con la estudiosa del Museo Canario Teresa Delgado Darias, han divulgado un artículo de investigación en la revista internacional técnica de referencia Journal of Osteoarchaeology, en referencia a este tema, según comunica la Institución educativa en una nota de prensa.

Resultado de imagen para arqueológico

De este modo, en el artículo, que se denomina ‘Los pasos de la Conquista Europea del Atlántico: Hallazgos osteológicas de Guerra y Violencia en Gran Canaria (Siglo XV)’ se exhibe una tesis de los restos óseos del individuo localizado en la localidad de Agaete como una muestra anticipada de los incidentes de violencia interpersonal entre europeos  y nativos, que se reproducirían por ambos lados del Atlántico a partir de ese tiempo.

Los científicos comprobaron que el individuo estudiado es un hombre fallecido entre los veinte y treinta años, y que la datación radio-carbónica estaciona su fallecimiento entre los siglos XIV y XVI.

Este periodo concuerda con el acrecentamiento de la presión europea sobre Canarias, el proceso de ocupación y conquista armada de Gran Canaria y el establecimiento del sistema colonial en el Archipiélago entre  los años 1483 y 1526.

Hallan en México pinturas de españoles hechas por indígenas

Por otro lado, recientemente el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) comunicó que  fueron halladas unas pinturas rupestres en el interior de cinco cuevas y una gabardina rocosa en las faldas del cerro de La Silla en el territorio de La Montaña, estado sureño de Guerrero, por arqueólogos y especialistas de esta corporación mexicano.

De acuerdo con un oficio del Instituto, las pinturas combinan resúmenes de la tradición mesoamericana como manos representativas, cálculos numéricos, caracteres de astros, cánidos y félidos, con recapitulaciones ajenas a la ideología nativa, “resultado de su interacción con la cultura europea al instante del contacto”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *