Internacionales

Juzgados gallegos siguen desolados por huelga indefinida

Trabajadores exigen una equiparación salarial con el resto de las autonomías

Desde hace más de un mes los juzgados gallegos se encuentran en una situación deplorable. Pocos funcionarios en sus puestos de trabajo, salas de visitas vacías, una gran cantidad de documentos apilados sobre mesas y paredes llenas de carteles con escritos como “Discriminación” o “RIP Xustiza Galicia”.

Los funcionarios del juzgado comenzaron una huelga indefinida el pasado 7  de febrero. La misma se con como resultado de la alianza de siete sindicatos (CCOO, SPJ, CIG, USO, STAJ, CUT, CSIF  y UGT). Sin embargo, ya han trascurrido más de cuatro semanas y los acuerdos con la Xunta de Galicia siguen “enquistados”.

Según datos sindicales, las consecuencias de esta huelga se notaron desde el primer día. Alrededor de 80 juicios diarios se suspendieron en los principales partidos judiciales. Estos se agravan  a medida que avanza el conflicto.  Los ciudadanos han tenido múltiples problemas con la agilización de trámites básicos, como solicitar un certificado de defunción, una boda civil o una fe de vida.

En el registro civil, del edifico judicial de A Parda, una gran cantidad de personas hacen cola. Esto con el objetivo  de cerciorarse  si el trámite que necesitan entra en los servicios mínimos estipulados. Funcionarios consideraron que estos servicios mínimos son “abusivos”.  Por su parte, la Xunta explicó que tomó la decisión “para que la huelga no cause perjuicios a los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos.

Funcionarios expresaron que “los saquearon desde 2013, con la excusa de la crisis”

Desde hace varios años existe una disyuntiva entre la Xunta y la parte sindical. Esta se agravó a mediados de 2017, debido a negociaciones fallidas sobre cinco puntos específicos, que en diciembre generaron tres jornadas de huelga.

El  descontento y principal reclamo de los trabajadores es el salario, ya que a diferencia del resto de las  autonomías con competencias transferidas en Justicia, cobran un Complemento Transitorio que les supone 200 euros menos de media que el resto. Expresaron que los  “saquearon desde 2013, con la excusa de la crisis”.

Sindicatos señalaron que el número de trámites judiciales afectados se cuentan ya “por miles” en los siete principales partidos judiciales. Sin embargo, ni la Xunta ni los funcionarios de la huelga tienen un número preciso de los mismos.El portavoz de SPJ-USO y  sindicato mayoritario Nilo Fernández, expresó que “Se demuestra que en los juzgados, sin nosotros, la cadena se rompe”.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close