InternacionalesMedio Ambiente

España perdió 500 millones de euros al no medir bien las emisiones de CO2 de los automóviles

Por cada coche se establece un gravamen en función de cuánto gas emitió y así resulta el impuesto que el propietario debe cancelar al Fisco

Las emisiones de gases de efecto invernadero es un problema que también afecta las economías. Una de las más resulta perjudicada es la de España.

El país dejó de ingresar en 2016 más de 500 millones de euros en impuestos por la brecha entre las emisiones reales de dióxido de carbono (CO2) de los vehículos y los niveles registrados en las mediciones en laboratorios.

Las cifras fueron dadas a conocer mediante un informe del grupo parlamentario de los Verdes en la Eurocámara publicado ayer.

La investigación ecológica detalla que en los 11 países estudiados, los ingresos por el registro de automóviles habrían generado mucho más. Solo “si los valores de emisión de CO2 hubieran sido más realistas”. Dijo el grupo en un comunicado.

Menos emisiones de CO2, menos ganancias

Lo que argumentan los ecologistas españoles es que si el Gobierno hubiese tomado previsiones de equiparar el nivel emisión de gases de los vehículos con el de las mediciones estadísticas, los pagos de impuestos habrían sido más altos.

Así se habría contribuido más a la economía española en el aspecto tributario.

En este orden de ideas, en España, y de acuerdo a su legislación actual, existe un cobro de impuesto por la emisión de dióxido de carbono.

Éste se calcula tomando como referencia el precio del automóvil y la cantidad de emisión de CO2 de esa unidad.

Por cada uno se establece un gravamen en función de cuánto CO2 emitió y así resulta el impuesto que el propietario debe cancelar al Fisco.

Aun así se tiene lo que los economistas llaman un agujero fiscal, calculado para España entre 2.500 y 5.000 millones de euros por la falta de información sobre los precios.

“Mientras los impuestos sobre los coches sigan sin basarse en datos de emisiones reales, no se proporcionarán los incentivos necesarios para avanzar hacia formas de transporte más limpias”. Dijo en un comunicado el eurodiputado español de EnComúnPodem y miembro de los Verdes Ernest Urtasun.

El parlamentario señala que esta merma en los ingresos fiscales se debe a “una pésima regulación que cede ante los intereses de los fabricantes de coches”. Por esta razón pide medidas “a escala europea” sobre las emisiones reales de CO2.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close