Estado Islámico pierde otra cuidad ante ofensiva del ejercito sirio

Estado Islámico perdió otra cuidad ante ofensiva del ejército sirio

93

Siria – El Estado Islámico (EI) sigue perdiendo terreno gracias a la ofensiva de las fuerzas sirias que este 21 de octubre lograron expulsar a los terroristas de Al Qaryatayn, ciudad ubicada al suroeste de la provincia de Homs.

El régimen sirio, en conjunto con las fuerzas aliadas, logró arrebatarle a ISIS el dominio de Al Qaryatayn, una urbe ubicada al centro de Siria, que antes del conflicto albergó a más de 30.000 habitantes, entre ellos 900 devotos del cristianismo, siendo por mucho tiempo un espacio simbólico de la coexistencia entre cristianos y musulmanes en medio de un país dividido por la guerra.

La información sobre esta nueva derrota de los ultrarradicales sunitas, quienes desde el 2015 habían ejercido su reinado de terror en la zona,  fue dada a conocer este sábado por la agencia oficial de noticias de Siria, Sana.

El triunfo de las fuerzas kurdoárabes llegó luego de la salida nocturna con dirección a la Badiya, de más de 200 miembros del EI, así lo señaló el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), Rami Abdel Rahman.

Recordemos que el grupo yihadista Estado Islámico, que lleva meses sufriendo derrotas ante la milicia de Siria e Irak, fue expulsado hace apenas unos días de la ciudad de Raqqa, la cual había sido hasta entonces su capital de facto, minimizando de esta manera el poderío de su “califato” proclamado en 2014 en las regiones conquistadas entre ambas naciones.

Sin embargo, en Siria algunas áreas de la Badiya, ubicadas en las provincias orientales de Homs y Deir Ezzor, siguen bajo el control de EI, al igual Yarmuk, campo de refugiados palestinos del sur de Damasco.

El saldo de la guerra

Desde el comienzo de la guerra en Siria, en marzo de 2011, más 330.000 personas han muerto y millones han tenido que abandonar sus hogares, tras el estallido de la lucha, luego de la represión ejercida por el régimen en contra de las manifestaciones a favor de la democracia y los sucesivos enfrentamientos con el ejército y los rebeldes.

En la actualidad el conflicto se ha tornado cada vez más complejo, contando con la participación de una gran cantidad de protagonistas tanto regionales como internacionales, así como por supuesto una variedad de grupos yihadistas.