Estado Islámico retiene a 70 mil civiles en Al Qayara

124

Irak.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) mantiene retenidos a unos 70.000 civiles en la localidad de Al Qayara, ubicada al sur de Mosul, con el objetivo de utilizarlos como escudos humanos.

Esta medida defensiva ha sido adoptada por las tropas yihadistas ante la inminente ofensiva que han realizado las fuerzas iraquíes, quienes han acordonado toda la ciudad y que tienen planificado ingresar en los próximos días.

Desde que el ejército iraquí, apoyado por milicianos tribales, bloquearon todos los accesos a esta ciudad. Además de cortar sus vías de suministros, las tropas del grupo extremista se han preparado para frenar el asalto con métodos que asfixian aún más a la población.

Por su parte, el alcalde de la localidad, Saleh añ Yaburi, explicó a los medios de comunicación que en Al Qayara son retenidos al menos unas 70 mil personas, mientras que otras 40 mil pudieron escapar hacia otros pueblos en las provincias de Kirkuk y Saladino antes de que los radicales colocaran francotiradores en las salidas de la ciudad.

“Los yihadistas impiden a miles de familias abandonar la población para utilizarlos como escudos humanos”, expresó a la prensa Al Yaburi sobre los métodos que se encuentra utilizando el EI para detener la operación para liberar la ciudad.

La irrupción en la urbe, que está bajo el control de los extremistas desde el mes de junio de 2014, es el último paso tras la toma de control del ejército iraquí a varias zonas en la periferia de Al Qayara que se encontraban bajo el control de las tropas islamistas.

Además de la retención de los civiles, los terroristas han quemado varios pozos petroleros con la finalidad de obstaculizar la visibilidad de las operaciónes que hace la aviación militar iraquí con el humo que generan.

Según el responsable de la comarca de Al Qayara, aproximadamente unas 30 personas, en su mayoría bebés y ancianos, perdieron la vida en los últimos días asfixiados, motivado a los gases tóxicos que emanan estos incendios.

De igual manera, el Estado Islámico ha vertido una gran cantidad de petróleo crudo al río Tigris desde los yacimientos de Nayma, lo que supone un inmenso peligro para el medio ambiente.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *