Estados Unidos consolidó su bloqueo al biodiesel argentino

biodiesel

Estados Unidos consolidó su bloqueo al biodiesel argentino

Buenos Aires.- Donald Trump ratificó aranceles de 72% a la importación del combustible argentino, biodiesel, a pocos días de la visita de Mauricio Macri a Nueva York.

El biodiesel es un combustible de origen vegetal que puede reemplazar la gasolina mineral. Argentina, por su potencial sojero, ha fortalecido la industria local de este hidrocarburo. En la actualidad es el producto argentino más vendido a Estados Unidos. De hecho, el país suramericano envió al norte en 2016 la cifra récord de 1,5 millones de toneladas de este combustible derivado de la soja. En total obtuvo 1.200 millones de dólares, representando casi el 95% de sus exportaciones globales de biodiesel.

Pero ahora el negocio en alza del país austral parece haber llegado a su fin. La administración norteamericana ratificó el abrupto cierre de puertas al biodiesel argentino. El Departamento de Comercio de EEUU le aplicó un arancel con tasas de 71 a 72% por “subsidios injustos”.

La noticia cayó como un mazazo al Ejecutivo argentino, que intentó hasta último momento negociar una vuelta atrás a la medida. De hecho, Macri estuvo esta semana en Nueva York homenajeando a las víctimas del atentado donde murieron cinco argentinos. Pero las buenas relaciones diplomáticas no impidieron un final anunciado.

La medida no solo prevé una caída del valor de la soja en Argentina. La suspensión de la actividad pone en riesgo el empleo de 3.000 personas en forma directa y 5.000 indirecta. Además, es un impacto a la apertura comercial que plantea el presidente argentino en sus discursos.

HkiI9JTd  930x525 - Estados Unidos consolidó su bloqueo al biodiesel argentino

Mike Pence, vice de Trump, visitó la Argentina en agosto.

El dumping del biodiesel argentino

“El subsidio injusto del gobierno a los productos es algo que el Departamento toma muy en serio”, dijo el secretario de Comercio de Trump, Wilbur Ross, en un comunicado sobre la medida. El problema surge en los aranceles internos. El biodiesel argentino no tiene retenciones a la exportación, mientras que el aceite de soja tiene un impuesto del 27%. Ese diferencial favorece la transformación del aceite en biocarburante. EEUU considera injusto este mecanismo y critica también los créditos otorgados por bancos públicos y exenciones impositivas provinciales.

La National Board Biodiesel (NBB), la entidad que nuclea a los productores locales, presentó una denuncia por dumping contra Argentina en marzo.  Solicitó elevar el arancel de 4,5% al 23,3%. El aumento impuesto por Trump fue más del doble primero, y ahora es más del triple del que pedían las empresas estadounidenses.

Macri llevará ahora su reclamo a la Organización Mundial del Comercio. Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores argentino denunció en un comunicado “la falta de voluntad de llegar a un acuerdo por parte de la industria estadounidense, que se colocaron en una postura que resultó inaceptable”. El corte del flujo de biodiesel argentino no solo trae consecuencias productivas. También vuelve ásperas las relaciones entre países que parecían seguir el mismo rumbo de apertura.

Eliseo Bottini Antunez

Eliseo Bottini Antunez

Estudiante de Periodismo en la Universidad de Palermo. Redactor en Segundo Enfoque. Estoy en Radio del Pueblo AM 830. Parte del equipo de Mima Multimedios.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email