InternacionalesSalud

Estados Unidos enfrenta a farmacéuticas debido a muertes por opiáceos

Las sobredosis mataron a 64.000 estadounidenses en el año 2016

Norteamérica ha dirigido una guerra contra las empresas detrás de la cantidad de muertes por el consumo de opiáceos.  

Más de 400 localidades, condados y organizaciones han interpuesto una demanda conjunta contra los fabricantes y distribuidores de los poderosos analgésicos. 

Todos los Estados publicaron indagaciones a la industria farmacéutica y algunos de ellos tienen intención de sumarse al litigio colectivo.  

El Gobierno federal apoya esa hoja de ruta y no puede crear su propia denuncia. Se acusa a compañías enormes de propaganda mentirosa y de esconder a los clientes el potencial de adicción de las pastillas de opiáceos.  

Son cómplices de una feroz epidemia que abruma a EE UU. Todos los días mueren por sobredosis más de 150 personas. El desarrollo evoca la ofensiva judicial en los años noventa contra los colosales de la industria del tabaco.  

“Es una crisis, es una epidemia. Todo el planeta lo sabe, todo el planeta lo siente. Por eso pienso que todos tenemos que comenzar a trabajar conjuntamente”, comentó el juez Dan Aaron Polster.  

Temido por las empresas farmacéuticas

Admirado por quienes conocen de primera mano la sangría de muertes por el consumo de opiáceos, Polster tiene uno de los trabajos difíciles de EE UU.  

En su mesa en el juzgado federal del Distrito Norte de Ohio, en Cleveland, se acumulan 434 solicitudes contra la industria. “Mi propósito es cambiar la trayectoria de esta crisis. No dije que fuera o fuéramos a solucionarla este año, pero debemos ofrecer algunos pasos. Más gente se está volviendo adicta. Es inaceptable”, clamó  

Polster, de 66 años, eligió un enfoque heterodoxo. Desde que en diciembre una comisión judicial tomó la decisión de agrupar en su tribunal, todos los litigios en Estados Unidos relacionados con las prescripciones de opiáceos.  

El juez ha comunicado a las partes que su propósito es obtener un convenio en lugar de comenzar un extenso juicio. Eso ha perturbado a la defensa de los enormes fabricantes, distribuidores y comerciantes de medicamentos.  

La estrategia se ha relacionado con el acuerdo de 1998. Llevó a las tabacaleras a realizar los pagos una compensación millonaria (206.000 millones de dólares) por los efectos perjudiciales del tabaco.  

El pacto además ha incluido prohibiciones a la propaganda de cigarrillos y observaciones públicas sobre sus peligros para la salud.  

Marketing Digital Experience

Ainalem Centeno

Licenciada en Comunicación Social.

Artículos relacionados

Close