Estados Unidos inspeccionará 220 motores iguales al del incidente

Estados Unidos inspeccionará 220 motores iguales al que se reventó

118

La Gestión Federal de Aviación estadounidense (FAA) ordenó la inspección de 220 motores de aeronaves, tras el hecho que acabó con una víctima mortal el pasado martes. Una pasajera murió en un avión de la empresa Southwest tras reventar el motor izquierdo en pleno vuelo.

Este es el primer incidente de aviación comercial estadounidense desde 2009, según las estadísticas de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).  

Próximamente, la FAA emitirá una instrucción de aeronavegabilidad que exigirá inspecciones de los motores del modelo CFM56-7B, el mismo que explotó en pleno vuelo. “La directiva solicitará una inspección de las aspas de las turbinas ultrasónicas, cuando alcancen cierto número de despegues y aterrizajes. Algún aspa que falle en la inspección va a tener que ser reemplazada”, enseña la FAA en su sitio web.  

El incidente se generó 20 minutos después de que el Boeing 737-700 despegara en el campo de aviación de La Guardia, en Nueva York. El avión llevaba 148 personas y se dirigía a Dallas (Texas). A las 11.15, cuando la nave volaba a 30.000 pies de altura —9.000 metros—, los pasajeros oyeron una explosión, que ordenó a los pilotos hacer un aterrizaje de emergencia en Filadelfia.

El estallido quebró una ventanilla y una mujer fue succionada por el aire. Aunque la rescataron  y trasladaron al hospital, finalmente, murió. La fallecida, que iba en la fila 17. La identifcaron como  Jennifer Riordan, una ejecutiva bancaria, de 43 años de edad, quien tenía dos hijos.

Falta de mantenimiento

Una exploración preliminar sugiere que el hecho se originó porque hacía falta una hoja de la turbina del motor. Aparentemente se había roto, de acuerdo con el presidente de la NTSB, Robert Sumwalt. La parte del motor dañado lo hallaron en la ciudad de Bernville, en el estado de Pensilvania, a 112 kilómetros del campo de aviación de Filadelfia.  

Numerosos aviones usan el modelo de turbina CFM56-7B, implicado en el hecho de Southwest. Es la situación del Boeing 737, el avión más vendido de todo el mundo. El 737 accidentado había efectuado 40.000 despegues y aterrizajes desde el año 2000. La empresa aérea afirmó que el domingo pasado, dos días antes del incidente, habían inspeccionado el avión.