Europa enfrentará la intimidación de las células yihadistas

Europa enfrentará la intimidación de las células yihadistas

Europa.- Las células del grupo terrorista Estado Islámico, quienes perpetran transgresiones con insuficiente o nula coordinación con la jerarquía yihadista en otras naciones, han sido los responsables de las últimas y fatales agresiones terroristas en territorio de Europa. ¿Qué respuesta puede hallar el Viejo Continente para impedirlos?

Según reseñó el portal RTI, en el pasado mes de septiembre del año 2014 Abu Mohammad al-Adnani, el vocero oficial del grupo yihadista Estado Islámico arrojaba su violento mensaje en las redes sociales. En un largo texto solicitaba a los musulmanes que “asesinen a los infieles americanos o europeos […] o los ciudadanos de los estados que entraron en la confederación contra el Estados Islámico, de cualquier modo o manera”.

En otra parte del texto Adnani puntualizó posibles métodos para asesinar a sus objetivos utilizando lo que se tenga a mano, sin necesidad de vociferar la atención de las autoridades tratando de adquirir armas de fuego o haciendo objetos explosivos. Planteó Adnani que le rompan la cabeza a [los infieles] con una piedra, masacrarlos con un cuchillo, derribados con automóviles, tirarlos de un lugar alto, ahorcarlos o envenenarlos.

Resultado de imagen para Europa y la intimidación de las células yihadistas

Así, sus partidarios en territorio de Europa han por lo menos manipulado dos de estos métodos. En junio del año 2016 dos policías, eran apuñalados en la localidad de Magnanville, al oeste de la ciudad de París. El atropello de decenas de personas fue manejado en la localidad de Nice, en el mes de julio del pasado año 2016, en la ciudad Berlin, en la navidad del año pasado, y ahora en la localidad de Barcelona. Todos los ataques fueron reclamados por el Estados Islámico.

De este modo la policía Europea, Europol, instituyó hace más de un año y medio el Centro Europeo de disputa contra el terrorismo, una delegación para regularizar el esfuerzo para impedir nuevos ataques.

“La agencia posee tres niveles de trabajo que se subrayan: el control de armamentos, la criminalización de los combatientes extranjeros y un foco en alusión a la radicalización”, manifestó Victoria Fontán, investigadora  y especialista en asuntos de terrorismo e insurgencia en el Medio Oriente.

“El inconveniente con esta agencia es que ahora debe desafiar y afrontar ataques de lobos solitarios y de terroristas originarios sin armas. Entonces ¿cómo su orientación se puede situar en algo que verdaderamente no se encuentra en sus líneas directivas? En el ataque en Barcelona no hubo armas, y uno de los agresores es español.”

Patricia Arnone

Patricia Arnone

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email