Internacionales

El exgobernador Borge fue a prisión preventiva por blanqueo de dólares

Las distintas autoridades han trasladado este viernes a Roberto Borge a una prisión en Morelos, en el centro de México. El exgobernador del turístico estado de Quintana Roo fue vinculado a proceso y se le dictó prisión preventiva como medida cautelar, acusado de lavar 900 millones de pesos (45 millones de dólares).

De este modo la audiencia de Borge duró 14 horas. El expolítico del Partido Revolucionario Institucional (PRI) lució mucho más delgado y empuñaba un rosario en los momentos más álgidos de la vista.

En este sentido, la defensa argumentó que padece el síndrome vasovagal, problemas en los riñones y depresión, pero el juez desestimó que necesite atención en centros especializados. Borge pasó la noche en el juzgado federal de Nezahualcóyotl, al oriente de la zona metropolitana de Ciudad de México, y fue llevado a Morelos escoltado por un convoy policial y un fuerte operativo de seguridad.

Innovadoras formas de gobernar

A lo largo de mucho tiempo Borge (Cozumel, 1979) fue visto como un ejemplo de una nueva forma de gobernar. Dinámico, dicharachero, comprometido con el medioambiente y amante de la parranda y las fiestas que lo enlazaban con los sectores populares, era uno de los jóvenes llamados a revolucionar la forma de hacer política.

Incluso el presidente de México Enrique Peña Nieto, probablemente en una de las declaraciones más desdichadas de su carrera, lo puso de ejemplo de una nueva camada que había llegado para terminar con la vieja política.

De esta manera Borge había llegado al poder en 2011, con 32 años, como el político mexicano más joven en llegar al cargo. Siete años después de aquello aterrizó este jueves en la Ciudad de México, custodiado por la policía, para ser juzgado por varios delitos relacionados con operaciones con recursos de procedencia ilícita y la presunta venta irregular de terrenos de propiedad pública a varios presta nombres.

Se le acusó, entre otros delitos, de haber vendido irregularmente 9.600 hectáreas de terrenos frente al Caribe mexicano a familia y amigos durante el tiempo que duró su mandato (2011-2017). Por varias de esas propiedades en una de las perlas del turismo mundial, se pagó menos del 1% del precio catastral, según denunció el actual fiscal general de Quintana Roo.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close