Familia de José José gastó una fortuna en ataúd chapado en oro

156

Una cuantiosa suma de dinero utilizó la familia del Príncipe de la música José José, en un  ataúd chapado en oro de 4 quilates, muy similar al de Michael Jackson.

En medio de una fuerte disputa familiar por los restos del artista, su homenaje fúnebre definitivamente no ha pasado desapercibido, no sólo por lo que este artista representó para México y para el resto del mundo, sino por lo ostentoso del féretro.

Sobre la adquisición del mismo, aún se desconoce quien fue la persona que se encargó de acarrear con los gastos del ataúd. Esto ha generado una serie de reacciones, luego de que su hija Sarita declarase a través de diversos medios que no contaba con dinero suficiente para costear los gastos de los servicios fúnebres.

De hecho, durante una entrevista concedida al canal Telemundo, la hija del astro pidió a los amigos y admiradores apoyo para llevar a cabo el funeral del Príncipe de la Canción.

Luego de ello la mujer agradeció la colaboración de empresarios, amigos y fanáticos del artista, que pudieron realizar todos los trámites correspondientes.

Tras el fallecimiento del romántico de la canción a los 71 años, éste no dejó por escrito su voluntad expresa y por ello su viuda y todos sus hijos, se disputan a donde irá el cuerpo o sus cenizas siendo los destinos posibles Miami o México.

Lujo extremo

Fue en el homenaje efectuado en la ciudad de Miami en la que fanáticos del artista quedaron impactados con el lujoso ataúd en el que reposan los restos del artista.

Sobre el modelo en particular puede afirmarse que se trata del ataúd denominado “The Promethean“, el cual tiene un valor entre los 10 mil y 24 mil dólares  y que puede tener un costo mayor dependiendo de los materiales utilizados para el tapiz interior.

El mismo se encuentra chapado en oro de 24 quilates y no se sabe a ciencia cierta que de ir el cuerpo del ídolo a México para una despedida este miércoles, si irá en el mismo ataúd, o si por el contrario sólo viajarían una parte de sus cenizas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *