miércoles, septiembre 22, 2021
InicioCulturaFotografia “newborn”, un oficio alternativo en Uruguay

Fotografia “newborn”, un oficio alternativo en Uruguay

Montevideo. Hacer un oficio de fotografiar a bebés recién nacidos suena como una ocupación bastante diferente. Es una alternativa original en el mundo del arte y la fotografía que ha teniendo mucha acogida y se ha hecho muy popular en el mundo. De esta movida no escapa Uruguay y cuatro mujeres de este país han escogido la fotografía “newborn” esta como profesión.

En el mundo de hoy donde cualquier actividad cotidiana que realizamos durante el día es congelada en una imagen, no es de extrañar que fotografiar a los bebés de la casa se haya convertido en evento de moda, mucho más cuando tenemos en cuenta lo rápido que ellos pueden crecer.

Fotografia “newborn”, un oficio alternativo en UruguayEn Uruguay existen emprendimientos dedicados a este negocio como “Baby Fox” perteneciente a una comunicadora, «Una vida más» de una estudiante de comunicación visual, “Antón Pirulero” de una estudiante de derecho y su hermana comunicadora, servicios que bien pueden ser a domicilio o en estudios de fotografía preparado para este fin.

Estas iniciativas nacieron como alternativas a las profesiones formales o estudios universitarios de sus dueñas y responden más a una pasión y a la visión de oportunidades en un mercado casi inexistente en Uruguay.

Pero todo no es color rosa, más allá de adentrarse en el campo apasionante y dominado por la estética que es la fotografía, el “newborn” añade detalles prácticos que surgen de lidiar con un bebé, como el estar rodeado de condiciones confortables y seguras, además de la “buena disposición” del bebé al momento de fotografiarlo.

En tal sentido, la técnica debe atender detalles que incluye, además de equipos adecuados, el uso de luz natural particularmente las horas de la mañana y del mediodía, temperatura agradable para el bebé que evite en la medida de la posible que este se moje durante la sesión, disponer de todo lo necesario lo más cercano al bebé para no dejarlo a solas en ningún momento, entre otras.

El deseo de atesorar recuerdos de nuestros hijos, sumado a estos detalles y técnicas específicas hacen que este negocio se mantenga en auge y que cada vez más personas dejen sus cámaras en casa para recurrir a profesionales que ofrezcan este servicio, tanto en Uruguay como en el resto del mundo.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments