viernes, septiembre 17, 2021
InicioInternacionalesFranceses agreden a musulmanes

Franceses agreden a musulmanes

Francia.- Un centenar de manifestantes en Córcega, Ajaccio, se concentraron en una protesta racista en contra de todos los musulmanes que viven en el país.

El rechazo colectivo hacia los musulmanes es una situación que de a poco se a incrementado en el subconsciente de los franceses. Después de los atentados en los que han sido victimas en los últimos meses por el Estado Islámico.

Cientos de manifestantes desfilaron por los barrios populares de Ajaccio, en el sudoeste de Córcega. Hasta la fecha han saqueado una sala de oraciones musulmana y destruyeron un restaurante Kebab.

Christophe Mirmand prefecto de Córcega, como medida preventiva prohibió las manifestaciones en la capital de Ajaccio asi como en «los alrededores del barrio Jardines del Emperador para poder restablecer la calma que tanto ha faltado en los últimos tiempos», hasta el 4 de enero denunciando «comentarios ofensivos e inaceptables que incitan al odio y a la xenofobia» y declaró que hay que acabar con estos comportamientos que alteran la imagen de Córcega.

Según el Consejo Francés del Culto Musulmán (CFCM), una instancia representativa de los 5 a 6 millones de musulmanes de Francia, el número de actos islamófobos alcanzó su «cima» en 2015.

Según un informe del Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF) del pasado mes de octubre, los ataques contra musulmanes se multiplicaron por tres en los primeros meses de 2015 con respecto al mismo periodo del año anterior.

De 110 ataques registrados entre enero y septiembre de 2014, se pasó a 330 en esos meses de 2015.

Todos los ejes políticos de Francia han repudiado estos actos de racismo excepto el partido de extrema derecha Frente Nacional (FN) que muestra una postura a favor de estos actos. Los calificó como un “legítimo sentimiento republicano«.

«Entre nuestra casa no se vive en chilaba«, declaró Marion Maréchal-Le Pen, sobrina de la presidenta del movimiento y candidata en la región sur de Francia. «No somos un territorio de islam, y si los franceses pueden ser de confesión musulmana, es solamente bajo la condición de plegarse a las costumbres y al modo de vida que la influencia griega, romana, y dieciséis siglos de cristiandad han moldeado”.

El presidente François Hollande hizo un llamado a que se restablezca la sana convivencia en el país. «Hace falta optimismo, incluido cuando nos vemos afectados por dramas, porque lo que quieren los que nos agreden es dividirnos, separarnos», declaró el jefe del Estado.

Con la finalidad de educar y demostrar que se puede convivir pacíficamente los responsables de las mezquitas hicieron un llamado al público general para que asistan el 9 y 10 de enero a las mezquita  para llevar «un té de la fraternidad».

«Las personas que vengan podrán preguntar todo lo que deseen, incluso los temas más tabúes, sobre nuestra religión, la manera de hacer las oraciones, alrededor de un té y de pasteles. El objetivo es iniciar un diálogo para conocerse mejor y romper la desconfianza», precisó Anuar Kbibech, presidente del CFCM.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments