sábado, septiembre 25, 2021
InicioInternacionalesFrancia: Prohíben uso del "burkini"

Francia: Prohíben uso del «burkini»

Francia.- En plena discusión sobre el islam en la nación francesa, el impedimento a los «burkinis» empezó a desarrollarse en las playas del país, con tres jurisdicciones que han negado de manera inmediata el uso de ese bañador -el cual cubre totalmente el cuerpo de la mujer- fundamentando motivos de higiene y seguridad.

En este sentido, al ejemplo de Cannes y Villeneuve-Loubet, ambas localizadas en la Costa Azul de Francia, se añadió durante el fin de semana Sisco, en Córcega, posterior a que el pasado día sábado se reconociera una pelea entre jóvenes corsos y estirpes de origen magrebí.

Algunas de las mujeres -según refirieron testigos a diarios locales- cargaban ese traje de baño islámico en la polémica en la que se registraron cinco heridos y que desató posteriormente que ciertos bañistas fotografiaran la situación.

Ange-Pierre Vivoni, el alcalde socialist de Sisco manifestó su decisión de prohibir el uso del mencionado traje, en un Consejo Municipal extraordinario convocado tras los hechos suscitados, lo cual inspiró la redacción de su decreto de manera precisa e inequívoca.

La polémica sobre ese bañador inició a principios del mes agosto, cuando se conoció la propuesta de la Organización No Gubernamental Smile Trece de acaparar un parque acuático colindante a Marsella únicamente para mujeres, a las que se les pedía asistir con esa prenda o bien abrigadas.

Francia: Prohíben uso del "burkini"

La oleada de protestas en contra de esa iniciativa, que no era considerada ilícita, condujo el pasado 8 de agosto a que la alcaldía de Pennes Mirabeu y los representantes del parque abolieran ese evento en una tentativa por calmar los ánimos.

Tres días después, fue Cannes el que se declamó de forma más corriente contra ese polémico bañador. Una prenda que «declara de forma aparatosa que una pertenencia religiosa, cuando Francia y los lugares de culto religioso son punto focal de ataques violentos, puede estimular tumultos del orden público», puntualizó su decreto, que no citaba concretamente el nombre de «burkini».

Pero el director ordinario de servicios del ayuntamiento, Thierry Migoule, fue  aún más lejos y aseveró que el «burkini» es una «indicación de adhesión al yihadismo» y esboza además «dificultades de higiene».

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments