Francisco: “No pongamos condiciones a Dios”

99

Vaticano.- En la Audiencia General, celebrada este miércoles, el Papa Francisco se basó en Judit como imagen de esperanza, como mujer que brinda confianza al pueblo.

“Las mujeres son más valientes que los hombres”, sentenció el Obispo de Roma al reflexionar acerca de la historia de Judit. Agregó que las mujeres tienen el valor de la esperanza y que animan a los demás a tenerla incluso en situaciones desalentadoras.

En esta catequesis, llevada a cabo en el Aula Pablo VI, el Sumo Pontífice alentó a los fieles a fiarse de los caminos de Dios y a no colocarle condicionamientos en nuestros pedidos: “No pongamos nunca condiciones a Dios y dejemos, por el contrario, que la esperanza derrote a nuestros temores”, señaló.

 [pullquote]«Padre, si quieres, aleja de mí este cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya» (Lc 22,42)[/pullquote]

El Papa aseguró que poner los problemas en manos de Dios no siempre significa que serán resueltos como uno lo espera. Según Aci Prensa, Bergoglio indicó que “Fiarse de Dios quiere decir entrar en sus planes sin ninguna pretensión, incluso aceptando que su salvación y su ayuda nos lleguen de una forma diferente a nuestras expectativas”. También expresó que “Dios sabe traer vida también de la muerte, que se puede experimentar la paz también en la enfermedad, y que puede haber serenidad también en la soledad y alegría también en el llanto”.

Luego, Francisco hizo una breve reflexión respecto de las palabras y actitudes sabias como las que tuvo Judit, “una mujer llena de fe y de valentía”. Entonces, recordó a las abuelas quienes suelen pronunciar la palabra justa en el momento oportuno porque “han sufrido mucho, se han encomendado a Dios y el Señor les da este don de darnos consejos de esperanza”.

Por último, el Papa repitió las palabras de Jesús dirigidas hacia el Padre: «Padre, si quieres, aleja de mí este cáliz. Pero que no se haga mi voluntad, sino la tuya» (Lc 22,42). “Y esta es la oración de la sabiduría, de la confianza y de la esperanza”, concluyó.

Fotografía cortesía de Gabriel Andrés Trujillo Escobedo | Flickr | Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *