martes, octubre 26, 2021
InicioInternacionalesGiustozzi y Das Neves lejos de Massa

Giustozzi y Das Neves lejos de Massa

Argentina.– Los diputados nacionales Darío Giustozzi (Almirante Brown) y Mario Das Neves (Chubut), que pertenecían al Frente Renovador, se alejan del espacio y parecen aproximarse nuevamente al kirchnerismo. Se suman a las deserciones de Posse (San Isidro), Cariglino (Malvinas Argentinas) y Guzmán (Escobar).

Los casos de ambos candidatos tienen un fin común pero distintos caminos. Mientras se alejan del espacio conducido por Sergio Massa debido a la notoria caída en la intención de voto del tigrense, buscan reposicionarse para la gobernación de sus territorios.

Mario Das Neves, ex gobernador de Chubut y actual diputado, quiere recuperar la gobernación que está en manos de un ex aliado suyo, el kirchnerista Martín Buzzi. Para conseguirlo ha presentado una estrategia que a priori sorprende, ya que no se alejaría definitivamente del Frente Renovador, sino que intentará colocar su boleta junto a las listas presidenciales de Massa y de Scioli. Sostuvo que «así lo pide la gente» y que en caso de ser gobernador deberá tener buena relación con la presidencia, algo que ambos candidatos tienen chances de ganar. A pesar de los fuertes rumores de los últimos tiempos del alejamiento del caudillo sureño, alimentados por el faltazo al lanzamiento presidencial del ex intendente de Tigre en Vélez, se le puso paño fríos a la situación y se aseguró que no está en duda su compañía al espacio al que (hasta ahora) pertenece.

Por otra parte, bastante diferente es el caso del ex intendente de Almirante Brown, Darío Giustozzi quien hasta su renuncia era el presidente del bloque de diputados massistas en el Congreso. Giustozzi había acompañado a Massa desde su inicio alejado del gobierno nacional, en 2013, y aparecía como un compañero esencial. Sin embargo, las cosas cambiaron en los meses pasados y lo que parecía ser un pacto feliz y fuerte terminó por ser una guerra de acusaciones. Es que el ex intendente del sur del conurbano se postuló como precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, algo que sostiene desde las elecciones legislativas de hace dos años, pero el arribo de De Narváez lo relegó en las posiciones y chances reales de suceder a Daniel Scioli, sumado a las molestias producidas hace tiempo por el intento del FR de sumarlo a Insaurralde.

Con respecto a esto, desde el Frente Renovador le achacan que no quiso ir a las PASO porque sabía que no mide en las encuestas, y lo acusaron de tener complejo de inferioridad. Giustozzi no se quedó atrás con la disputa y la guerra de declaraciones, y disparó que el frente que habían construído ahora tenía poco de renovador y todo había quedado en buenas intenciones pero con falta de actitud. También sostuvo que Sergio Massa no puede gobernar un país, y que le faltó oficio para encabezar un frente que «se pobló de actores nocivos» aunque no nombró directamente a nadie del partido. Además atacó al ganador de las legislativas bonaerenses pasadas, a quien ligó con el vice presidente, Amado Boudou, y con el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde y repitió que «siempre dijo que eso les podía hacer mucho daño». Por su parte, dejó entrever que mantiene su precandidatura a gobernador y no descartó regresar al FpV, ya que remarcó tener «buenas relaciones tanto con el oficialismo como con la oposición».

Massa deberá replantear de lleno sus estrategias electorales ya que ni el acuerdo con De la Sota, ni su relanzamiento presidencial en Vélez, lograron reinstalarlo en una pelea cada vez más polarizada entre el FpV y el PRO para suceder a Cristina Fernández. Mientras, el armado que había gestionado principalmente con ex kirchneristas y «opositores moderados» sigue perdiendo aliados y fuerzas que optan por irse a los espacios con mayores probabilidades de victoria para ganar municipios o gobernaciones.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments