Gobierno de Argentina recortará presupuesto de obras públicas para bajar el déficit fiscal

Atacar el riesgo de un déficit fiscal que atice la inflación es la prioridad urgente del gobierno de Mauricio Macri. Sabe que si no logra reducirla, el costo político de ello podría superar incluso el costo económico que trae consigo. Aquí entran en juego las obras públicas.

Es por eso que en la Casa Rosada se plantean la medida de recortar una parte del presupuesto destinado a las obras públicas. El objetivo es sobrecumplir la meta del déficit fiscal de este año.

El efecto inmediato de este anuncio, dado por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se sintió con fuerza en un mercado expectante por el estatus de los indicadores económicos internos.

La medida se traduce en que ahora el Gobierno no será el que ponga todo el capital destinado a las obras públicas. Se anunció así la reactivación del sistema de Participación Público Privada para aumentar los proyectos de construcción.

Los fondos provendrán del presupuesto nacional y de la cartera de créditos que reciba el sector privado, así como de sus propios fondos.

Para tener respaldo político, Macri buscará abrir un nuevo frente con los gobernadores, de quienes espera su aval.

El sistema para las obras públicas en Argentina

Cabe destacar que el sistema PPP ya se había puesto en marcha con una primera fase de inversión de 6.000 millones de dólares. Esos recursos se destinaron a la construcción de autopistas y rutas.

Con esta acción, se prevé que se logre bajar el déficit fiscal del 3,2% del PIB previsto anteriormente al 2,7%.

Bajo esta estrategia, el Gobierno pretende contener los reclamos de aquellos gobernadores que se opongan, así como los sectores sindicales.

Por su parte, el sindicato UOCRA ya expresó su preocupación. Anuncio que estudia posibles “medidas de respuesta”.

“Hay mucho proyectos de PPP en obras hídricas, viales, de vivienda y energéticas. Estamos hablando con las provincias que no se adhirieron para que se sumen”, dijeron fuentes gubernamentales al diario Clarín.

Se proyecta que el recorte en la obra pública será de unos 30.000 millones de pesos.

El Senado no ha emitido declaración alguna en reacción a la medida, pero se espera algún próximo pronunciamiento por parte de la fracción parlamentaria de la oposición (kirchnerismo).

Lea también: Oficialismo argentino le permitirá al peronismo aprobar grandes contratos de obras públicas

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email