Gobierno de Nicolás Maduro abandonó la OEA

263

El Gobierno de Nicolás Maduro abandonó el principal foro político de la región, el de la Organización de Estados Americanos (OEA). Venezuela es el primer país que cumple con los requisitos para retirarse.

A partir de este sábado 27 de abril, la representación del Gobierno de Venezuela, presidido por Nicolás Maduro, abandona su curul en la OEA. Mientras que la oposición representada por  la Asamblea Nacional (AN) y el presidente interino Juan Guaidó,  toma el puesto tras lograr la aceptación del vocero, Gustavo Tarre Briceño.

El 27 de abril de 2017, Maduro, a través de su representante Samuel Moncada,  denunció la Carta de la OEA como el inicio del retiro formal, siendo el primer país en hacer este trámite.

Lea también Enviado especial de la ONU pidió recursos para atender migración venezolana

La salida del Gobierno de Nicolás Maduro de la OEA

El analista del Sistema de Integración, Francisco González, opinó en una entrevista al canal del Estado, que esta salida de Venezuela de la OEA “no tiene ninguna incidencia jurídica” en la nación.

Sin embargo,  para  el director del centro de análisis Diálogo Interamericano, Michael Shifter,  la decisión del presidente del Parlamento,  Juan Guaidó,  de permanecer en la OEA es  una “estrategia política” para captar mayor apoyo internacional.

Luego de 12 años, el Gobierno de Nicolás Maduro cristalizó las intenciones del fallecido  Hugo Chávez, al dar, en el 2013,  el primer paso al retirarse de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (Corte IDH) al denunciar la Convención Americana de Derechos Humanos pacto firmado en 1969 por todos los países.

Asimismo, los continuos ataques y señalamientos contra del Gobierno venezolano por parte del secretario general del organismo, Luis Almagro, y los países miembros del Grupo de Lima, los que terminaron por consolidar la intención de Chávez en 2007 de dejar libre el puesto de la nación en ese organismo internacional.

“Venezuela fuera de ese mamotreto”

La internacionalista Yarisma Pérez-Aparicio explicó que Venezuela es un país que “está a la vanguardia y que choca por querer sostener su soberanía y por querer sostener su independencia frente a EE UU y sus aliados y son solo 50 países cuando la comunidad internacional son 193 países”.

También recordó que el país “ya tiene seis años fuera de ese mamotreto al haberse retirado del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (CIDH y Corte-IDH)  en el 2013 y lo único que quedaba era la OEA”.

Aclaró que “Venezuela está saliendo de otro tentáculo de EE.UU. (…).  No hay ninguna consecuencia. La Carta de la OEA solo prevé la suspensión de un Estado miembro, no la expulsión lo que fue parte de una mentira mediática”. 

Dentro de la OEA  no pueden expulsar (…) tiene que darse la decisión de las dos terceras partes de sus miembros, y de 34 Estados solo recibieron el apoyo de 18. Nunca completaron lo requerido, y por eso no pudo ser suspendida. Eso dicta un precedente porque es el primer país en la historia de este organismo que denuncia su salida y se retira”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.