Gobierno de Puerto Rico presentó Ley de Emergencia Financiera

95

Puerto Rico.- El gobierno de Puerto de Rico presentó este miércoles una Ley de Emergencia Financiera y Responsabilidad Fiscal de la Nación, la cual establecería los mecanismos para atender el problema de la liquidez además de pagar a los acreedores, y se evidenció como una versión propia de la Ley de Moratoria, así lo informó el gobernador de la Isla, Ricardo Rosselló, en un acto celebrado en Ponce.

Rosselló anunció que no es una “ley de moratoria” sino una “ley de cumplimiento” y destacó que con la medida y las anteriores aprobadas, así como con las órdenes ejecutivas, se podrá atender el problema de liquidez que existe en el país.

Esta ley no es una ley de moratoria, todo lo contrario esta es una ley de cumplimiento. Quiero hacer esta distinción. La ley de moratoria que estableció la pasada Administración fue una ley de impago que decía que cuando se le debiera a un acreedor, aunque existiera ese dinero, no se tenía que pagar”, indicó el gobernador.

La medida “nos facilita capturar lo que es ese dinero que ya estaba destinado al pago de la deuda y asegurar que llegue. Que si no tenemos el capital completo -porque nos encontramos atendiendo lo que son los servicios generales- por lo menos se muestre la buena voluntad del pueblo de Puerto Rico en pagar”, añadió.

El texto del proyecto establece que con el mismo, una vez sea aprobado, la isla puede entablar “negociaciones voluntarias con sus acreedores para reorganizar y transigir el pago de sus obligaciones de deuda y paralelamente emprender una reestructuración responsable de dicho endeudamiento“.

La pieza apunta que la anterior ley de moratoria y algunas órdenes ejecutivas anteriores ocasionaron durante su vigencia conflictos creados por acreedores del Gobierno que ha sido “caros y consumen los recursos necesarios” para salvaguardar la salud, la seguridad y el bienestar de los residentes de Puerto Rico, así como para hacer desarrollar la economía. Asimismo, recuerda que la suma de la deuda de Puerto Rico asciende a 66.000 millones de dólares. 

“Ante la situación, los sistemas de retiro se encuentran prácticamente insolventes con una deuda de 50.000 millones de dólares“, reveló el documento.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *