Gobierno de Venezuela es dueño de 526 empresas con pérdidas millonarias

299

Venezuela-. La organización no gubernamental Transparencia Venezuela ofreció este jueves los datos de una investigación en la cual se determinó que el Estado venezolano es propietario de 526 empresas, muchas de ellas, incluyendo la estatal petrolera, arrojaron en 2016 pérdidas millonarias. 

El análisis determinó que desde 2001 hasta mediados de 2017, durante los Gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) y del actual presidente, Nicolás Maduro, el Estado venezolano pasó de poseer 74 empresas a ser dueño de 526 lo que refleja que posee 10 veces más compañías estatales que Argentina y cuatro veces más que Brasil.

A lo largo de todos esos años la llamada revolución bolivariana impulsada por Chávez y que ahora sigue Maduro, se ha hecho con estas empresas por medio de la expropiaciones, nacionalizaciones,  confiscaciones, “reestatizaciones”, renegociación de asociaciones estratégicas o nuevas creaciones. 

La indagación se enfocó en ocho empresas de los sectores petróleo, eléctrico, agroalimentario, manifactura y financiero que en el año 2016 arrojaron pérdidas por 1,29 billones de bolívares lo que equivales, al cambio oficial más alto, a unos 386 millones de dólares.

“Este dinero supera el gasto que se realizó en salud en todo el año 2016, supera el gasto que se hizo en vivienda, el gasto que se hizo en educación en todo el año 2016”, apuntó a periodistas la doctora en Economía Christi Rangel quien coordino la investigación.

La también especialista en Hacienda Pública precisó que dos de las empresas “con mayores pérdidas” fueron Petróleos de Venezuela ( PDVSA), que estimó bajas de 775.000 millones de bolívares (232 millones de dólares) y la central de electricidad Corpoelec con 149.000 millones de bolívares (45 millones de dólares).

En términos  generales, el resultado, los elementos comunes de la mirad que se hizo a cada uno de esos sectores, es que la producción no creció en todos estos casos, mientras las nóminas aumentaron de forma importante”, detalló Rangel.

La investigación también incluyó una medición en estas compañías estatales del índice de “cleptocracia”, un sistema política que pose como fin el robo de capital o institucionalización de la corrupción.

Quisimos hacer esta medición considerando cuatro componentes que nos permitieran evaluar el apego de estas empresas a la transparencia, si llevaban adelante políticas internas de corrupción o si llevaban adelante su gestión con autonomía e independencia de las gerencias políticas”, explicó.