Golazos de River en superclásicos

156

Se viene el superclásico en el estadio Monumental y en Segundo Enfoque vamos a repasar los golazos que le River a Boca a lo largo de la historia. Muchos de ellos sirvieron para empatar partidos, tener la victoria de forma momentánea, golear o ganar el encuentro.

Torneo Clausura del año 1997, fecha 6. River 3 – Boca 3.

Un partido que pareciera ser la goleada del siglo en el estadio Monumental pero a favor de Boca porque antes de que terminara el primer tiempo el encuentro registraba un 3 a 1. Un golpe duro para el equipo de Ramón Díaz que antes de la media hora de partido estaba siendo goleado. Sin embargo en el segundo tiempo, tras una charla bastante calurosa en el vestuario, River fue otro y casi logra dar vuelta el partido.

El gol del empate lo marcó Celso Ayala tras un cabezazo formidable al palo del arquero para estampar el 3 a 3. ¿Cuándo hizo el gol? A 3 minutos de que termine el partido. Un gol agónico que se recordar por siempre.

Campeonato 1985/1986, fecha 17. River 1 – Boca 0.

En la previa del partido se podía observar a un Boca que se encontraba en mitad de tabla y en manos de una ex gloria de River como Alfredo Di Stéfano. Mientras que el local se encontraba pasando un momento brillante en el torneo que culmino alzándose campeón y los títulos no terminaron ahí porque meses después logró alcanzar la cima de América y del mundo. 

Aquella tarde en el Monumental el partido fue muy distinto a todo lo que venía realizando el Millonario porque no lograba generar juego, el partido por momento se mostraba trabado y ninguno de los dos se lastimaba.

Hasta que a los 27 minutos del primer tiempo llegó un golazo de Alejandro Montenegro que dejó descolocado a Hugo Gatti y permitió darle la victoria a la banda roja.

Campeonato Nacional de 1981, fecha 10 interzonal. River 1 – Boca 1.

En el comienzo del partido llegó uno de los mejores goles de todos superclásicos y se produjo a los 5 minutos de juego después de que Diego Maradona diera un mal pase en la mitad de la cancha y la pelota fuera recuperada por J.J. López.

El delantero le pegó desde la mitad de la cancha porque vio adelantado a Carlos Alberto Rodríguez. Un remate desde 45 metros que sorprendió al arquero y se coló en el arco que da a la tribuna Centenario del estadio Monumental.

Torneo Apertura de 1999, fecha 11. River 2 – Boca 0. 

Una victoria que sirvió para muchas cosas, la primera es que le dio el envión anímico a los jugadores para poder ganar el torneo que peleaba mano a mano con Boca que pretendía lograr su primer tricampeonato y segundo porque permitió cortar una racha negativa de  9 años sin victorias en los superclásicos.

En este caso no vamos a elegir un gol sino los dos goles del encuentro porque son grandes definiciones. El primer tanto fue de Pablo Aimar que paró de pecho la pelota, sin que tocara el suelo y con un solo toque logro acomodar el balón por arriba del arquero. Al día siguiente el cordobés afirmó “Creo que tiré centro”, no importa porque la pelota entró y fue un golazo.

El segundo tanto llegaría en manos del colombiano Juan Pablo Angel. Una definición a colocar que dejó parado a Óscar Córdoba y que sentenció el encuentro.

Torneo Apertura de 2006, fecha 10. River 3 – Boca 1. 

Un Boca que venía con todo después de haber goleado a San Lorenzo 7 a 1 de visitante. Parecía que el torneo era suyo pero una vez más una victoria de River que arruinó todos los planes y le hizo perder puntos claves que luego se lamentaría en el partido desempate contra Estudiantes.

Aquella tarde fue redonda para la banda roja porque contó con un Gonzalo Higuaín iluminado marcando los dos primeros goles y Fernando Belluschi como capitán del equipo que se encargó de hacer jugar a todos sus compañeros. Entre los dos la rompieron y generaron la victoria por 3 a 1.

Los dos goles de Higuaín son golazos. El primero un taco que descolocó a todos pero el segundo es un golazo porque el mismo delantero recupera la pelota, se la pasa a Belluschi que le devuelve el pase, el Tecla Farias le hace una cortina a la defensa de Boca para que el Pipita quede mano a mano y deje desparramado por el suelo al paraguayo Aldo Bobadilla. 

 

Torneo Apertura 2007, fecha 13. River 2 – Boca 0. 

Un River que solo jugaba grandes partidos de visitante le tocaba recibir a Boca que tampoco se encontraba en su mejor momento tras la partida de Riquelme.

Aquel superclásico será recordado por el día internacional del caño y todo se lo debemos a Ariel Ortega (ayer cumplió 42 años) tras dejar en ridículo a Gabriel Paletta.

El gol de Radamel Falcao fue un gol que dejó estampado la actitud de River en los primeros 45 minutos de aquel encuentro. Un partido arrollador para los locales que lograron liquidar el encuentro en la primera parte y acrecentar aún más la crisis de los rivales.

Torneo Apertura de 2010, fecha 10. River 1 – Boca 1. 

Los dos equipos llegaban muy desgastados y casi sin chances de luchar por la obtención del torneo que coronó a Banfield campeón del fútbol argentino. Lo único que restaba para salvar el año era el superclásico en el estadio Monumental.

Marcelo Gallardo fue el encargado de marcar el primer gol de la tarde. Una definición de manual sobre cómo patear un tiro libre al ángulo, que arquero rival quede en ridículo y hacer un golazo en pocos pasos. Definición 10 estrellas para el técnico de River.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *