Google construirá nuevo cable submarino para conectar Japón, Guam y Australia

354

Google se ha propuesto un nuevo proyecto para mejorar el internet en las regiones de Japón, Guam y Australia. El recorrido del cable submarino será de casi 9500 kilómetros. Los cables serán de elaborados con fibra de vidrio de muy alta calidad.

La empresa dio la noticia a través de su blog oficial, donde compartió algunos detalles. El cable submarino constará de dos pares de Japón a Guam, y otros dos pares de Guam a Sídney (Australia).

La intención de realizar el proyecto es mejorar la conectividad en Australia y el Sudeste Asiático. El nuevo cable será capaz de transportar hasta 100 terabits de tráfico. La compañía explicó que podrán enviarse 63 mil fotos por segundo o más de 650 mil transmisiones simultáneas de videos.

En este proyecto Google no está solo, por el contrario, cuentan con otras inversiones en la región. Su objetivo es expandir su red global con un internet más rápido y confiable en esas zonas. La razón principal es que muchos clientes allí usan su nube GoogleCloud Platform (conocida como GCP).

En su comunicado indicaron que las inversiones del cable proporcionarán “una mejor conectividad”. Esto ocurrirá especialmente en las “cinco regiones en la nube de GCP en Asia y Australia (con más en el camino)” dijeron.

Además, resaltaron que con este avance podrán “atender a sus clientes sin importar dónde se encuentren”.

¿Por qué Google decidió construir un nuevo cable submarino?

El ingeniero de Google, Vijay Vusirikala dio alunas declaraciones ante la llegada del cable. El especialista dijo que para la empresa es más rentable tener sus propios cables que alquilarlos.

“Esto es esencialmente construir infraestructura a escala y con escala para obtener los beneficios de optimización”, comentó. El portal TechCrunch fue el que reseñó las palabras del experto en cables submarinos.

La construcción antes mencionada no es la única que planea Google. El proyecto cuenta con una red de 300 cables en el mundo como parte de la expansión de su infraestructura.

Algunas de las regiones que se beneficiarán serán Los Ángeles, Montreal, Hong Kong, Finlandia y Los Países Bajos. Aunque también conectarán otros que unan Chile con Los Ángeles, Dinamarca con Irlanda, Hong Kong con Guam, entre otros.