martes, octubre 26, 2021
InicioSocialGraves inundaciones en la provincia de Buenos Aires

Graves inundaciones en la provincia de Buenos Aires

Buenos Aires.– La situación de muchas localidades de la provincia de Buenos Aires es extremadamente preocupante debido al terrible desborde de los ríos por las graves inundaciones. Entre las zonas más afectadas se encuentran Luján, Pilar, Salto, Pergamino y San Antonio de Areco.

El temporal que comenzó el miércoles pasado y azota a toda la zona centro y norte del territorio bonaerense dejó gravísimas consecuencias para los habitantes de las zonas linderas a los ríos. Durante los seis días seguidos de lluvias y tormentas cayeron aproximadamente 300 mm de agua, sobrepasando cualquier expectativa y anulando cualquier prevención.

La inundación generó consecuencias dramáticas en gran cantidad de viviendas de los barrios que están cercanos a las costas de los ríos Luján, Areco, Salto y Arrecifes entre otros; y también donde cruzan arroyos que desembocan en los ríos.

La situación provocó que al rededor de 1800 personas en toda la provincia debieran ser evacuadas, pero un número mucho mayor también se vieron afectadas y se autoevacuaron. Es un caso lamentablemente histórico pero no es nuevo para muchos vecinos. Ejemplo de esto es el caso de Luján que viene sufiendo gran cantidad de casos similares en los últimos años, el último en octubre de 2014.

La causa principal es sin duda la gran cantidad de agua caída en pocos días (más de la que se espera para todo el mes de agosto), pero hay un gran enojo en los habitantes de las zonas afectadas con los gobiernos locales (de todos los colores políticos) y con el gobernador Daniel Scioli debido a la falta de obras para evitar esto.

A pesar de haber comenzado en el verano de este año algunas obras de saneamiento en los cauces de los ríos, la falta de persistencia y profundización de las mismas dejaron demostrada su insuficiencia. Además, los graves problemas estructurales de siempre en estos casos siguen sin tenerse en cuenta cuando se habla de prevenir inundaciones: la construcción de un gran número de barrios cerrados que alteran los cursos de agua y afectan los humedales naturales, provocando un efecto de embudo que perjudica a las zonas anteriores de la cuenca; los canales de riego y desagote clandestino de muchos campos que para mejorar su propio drenaje realizan construcciones ilegales que aumentan notablemente el flujo de agua que reciben los ríos; y por último, la localización de viviendas, en muchos casos de personas con pocos recursos materiales, a escasos metros de las costas, que los convierten en los primeros afectados ante cada crecida.

La situación es preocupante de cara a las próximas horas, porque si bien ha pasado un día sin precipitaciones se esperan más lluvias para los próximos dos días y vendrán acompañados del viento sudestada que puede demorar el escurrimiento de las aguas al subir el río de La Plata y producir un efecto tapón para todos los otros cursos de agua que forman su cuenca.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments