miércoles, septiembre 22, 2021
InicioInternacionalesGrecia aprueba reformas para nuevo rescate

Grecia aprueba reformas para nuevo rescate

El Congreso de Grecia ha aprobado un proyecto de ley de reforma integral que incorpora aumentos de impuestos, más reformas de austeridad y un nuevo superfondo de privatización, que prácticamente administrará todas las propiedades del Estado.

Solo existía una pequeña marca en la mayoría gubernamental encabezada por la izquierda de 153 legisladores en el Congreso de 300 miembros, con un parlamentario del partido Syriza votando en contra del superfondo y el mecanismo de contingencia que disparará los recortes automáticos al gasto en caso de que Grecia no logre cumplir las metas de su acuerdo de rescate financiero con sus acreedores.

Grecia está a la espera de que los acreedores finalicen la primera tasación de su tercer programa de rescate, liberando los desembolsos del préstamo que van a permitir al país cumplir sus obligaciones y evitar caer en mora.

Grecia espera también que el voto sobre el documento de casi 8 mil páginas abra el camino a una discusión para suavizar los términos de sus préstamos.

Sin embargo, va a tener que sortear las diferencias entre el Fondo Monetario Internacional, que solicita un recorte generoso de la deuda, pero con más medidas de ahorro, y los europeos, al frente de ellos el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, quien no quiere que se realice tal recorte.

Luego de un difícil debate que duró cuatro días, incluyendo actividades en el comité, el primer ministro Alexis Tsipras arremetió contra la principal oposición conservadora y otros partidos de tendencia de centro por haber apoyado el tercer acuerdo de rescate financiero de agosto pasado, pero no las leyes que han sido aprobadas en votación como prerrequisitos para la conclusión de la tasación.

El líder de la oposición, Kyriakos Mitsotakis, argumentó que los términos del rescate financiero nunca incluyeron el superfondo, que vence en el 2115. Informó que las condiciones precisas fueron el resultado de que Tsipras no haya podido negociar reformas en las que él y su partido de izquierda nunca creyeron. Añadió que él preferiría recortar gastos a impuestos más elevados y negociaría con los acreedores en busca de niveles anuales más bajos de excedentes presupuestales (2% del PIB en lugar de 3.5%) de 2018 en adelante.

La mayoría del Gobierno se vio afectada momentáneamente el sábado cuando el socio de derecha Griegos Independientes demandó el congelamiento de aumentos de pagos para las llamadas categorías especiales de servidores públicos, entre ellos militares, policía, diplomáticos, jueces, médicos del servicio de salud pública y profesores universitarios.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments