Gremios díscolos apuntan a la unión cegetista

378

Los gremios disidentes entablaron un puente de diálogo con la central obrera para lograr la unidad de la CGT. Este “puente” ya está en marcha y cuenta con el aval de Hugo Moyano Ricardo Pignanelli. 

La idea es renovar autoridades antes de agosto de 2020, cuando Héctor Daer Carlos Acuña hayan cumplido su mandato.

En contraste, los “gordos” representantes de los grandes gremios de servicio y los “independientes” de buen diálogo con el Gobierno, miran con cierto recelo esta idea. Cabe destacar que tanto “gordos” como “independientes” mantienen en pie a Daer Acuña, por lo tanto será muy difícil derrotar su poderío.

Mientras que muchos díscolos dan inicio a la campaña para estas elecciones, otro puñado de dirigentes gremiales se encargan del diálogo, entre ellos Ricardo Pignanelli y su adjunto Mario “Paco” Manrique, cabeza del Frente Sindical para el Modelo Nacional (FSMN). De hecho este espacio es el eje central de las protestas callejeras contra el Gobierno.

Vea también: Lula da Silva podría ser imputado por su relación con Odebrecht

¿Unión anticipada?

Posterior al paro de la CGT, el pasado 29 de mayo, disidentes y oficialistas se pusieron a trabajar por la unión del movimiento obrero. El que lleva adelante esa “unión” es Pablo Moyano, quien desde hace unos años abandonó el perfil combativo y asomó el perfil concialiador. 

Entre tanto, allegados al secretario adjunto del gremio de Camioneros, reconocen que con el perfil confrontativo no llegaría a la secretaria general de la central obrera. Es más hace unos días desmintió la idea de encabezar la lista de diputados por Unidad Ciudadana y manifestó su deseo de comandar la CGT.

Por otro lado, los “gordos” “independientes” observan con cierta desconfianza y sostienen que la unidad este año no se logrará sin embargo no la descartan. Al mismo tiempo quedan expuestos por su perfil dialoguista con el Gobierno frente a las huelgas de los disidentes.

También hay que resaltar que hay sectores que están fuera del Consejo Directivo cegetista y se comprometieron a la toma de decisiones como el Movimiento de Acción Sindical Argentino (Masa) liderado por el taxista Omar Viviani y el legislativo Norberto Di Próspero. Además del Sindicato en Marcha por la Unidad Nacional (Semun) con Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) , Guillermo Moser(Luz y Fuerza) Antonio Caló (UOM).

Por otra parte la relación de díscolos y la CGT se tensó debido a que el Frente Sindical convocó a un paro el pasado 30-A a espaldas de la central obrera. Más aún la amenaza del Gobierno de sancionar a los adherentes sino acataban la conciliación obligatoria. Esto se aplacó con el paro del 29-M.

Vea también: CGT: disidentes buscan reunificar antes de fin de año




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *