Actualidad

Grieta en Entre Ríos mantiene en jaque a sus habitantes

Se estima que unas 60 familias están afectadas y darán inicio a las evacuaciones

Familias de la localidad de Diamante empezaron a ser evacuadas con motivo de un plan de desalojos preventivos ante una grieta en Entre Ríos y el derrumbe de una barranca aledaña al río donde se ubica el barrio General Urquiza, afirmó ayer el intendente Lénico Aranda.

Según la agencia de noticias Télam, el líder comunal señaló que a pesar de que se enfrenta “un riesgo de vida muy serio” en el área, hay “gente que no quiere abandonar su casa”. Las evacuaciones se dispusieron el fin de semana después de que se dividiera una gigantesca grieta en el terreno del pueblo y la barranca comenzara un lento derrumbe, lo que generó pozos de unos 30 metros de profundidad.

A causa de la grieta de 30 metros, el subjefe de Policía de Diamante, Ramón Palacios, indicó que “les garantizamos (a los vecinos) la seguridad para el cuidado de los bienes”.

Vea también: Vignetta aseguró que incendios en La Población fueron provocados

Grieta en Entre Ríos alcanza los 150 metros de largo

Las autoridades manifestaron que el fenómeno inició el sábado y no paró, por lo que el domingo se alertó a las familias para que evacúen sus viviendas con contención desde el municipio. “Hay desprendimiento de barrancas y hundimiento, que comprende parte de la costa. Estamos con un riesgo de vida. Hace 30 días que tememos el informe del geólogo y estamos llevando adelante el plan de evacuación, pero la gente no quiere abandonar sus casas”.

Según el informe del geólogo se lee que “tenemos que evacuar 130 metros. Es un trabajo de Defensa Civil muy articulado”. Eso “nos dio tiempo para prepararnos, pero nadie está preparado para perder la casa”, indicó el intendente de Cambiemos acerca de la reacción de los vecinos que deben desalojar sus viviendas.

Geólogos advirtieron con antelación el fenómeno en Entre Ríos 

Especialistas y geólogos que advirtieron del fenómeno “hace un mes”, tanto el barrio como el centro de salud asentado sobre la barranca podrían caer al vacío con el derrumbe de las tierras, que pudiera ser provocado por una falla geológica.

Por su parte, Aranda agregó que “el diamantino está acostumbrado a desplazamientos pero no de esta abertura. Hay pozos de 30 metros de profundidad y dos metros de ancho. Es un riesgo de vida muy serio”. “Estamos trabajando sobre el informe del geólogo. Están afectadas unas 60 familias, pero esa cantidad se puede ampliar”.

Marketing Digital Experience

Luisa Bermúdez

Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close