domingo, septiembre 26, 2021
InicioInternacionalesGünter Burkhardt expresó que los "refugiados quieren integrarse" en Alemania

Günter Burkhardt expresó que los «refugiados quieren integrarse» en Alemania

Alemania.- Günter Burkhardt director de la ONG Pro Asyl, habló con el medio de comunicación alemán Deustch Welle.

El director de la ONG Pro Asyl, Günter Burkhardt, mantuvo una conversación con el medio alemán Deustch Welle, en la que habló sobre los refugiados, el proceso de integración y la ley de integración de refugiados recientemente aprobada.

Sobre esta ley piensa que tiene defectos, cree en la integración, y que para los refugiados es más fácil si se les ayuda a aprender alemán. Pero asegura que «dicha ley prevé excluir a los solicitantes de asilo afganos, por ejemplo, con el argumento de que solo un 50% de ellos tiene la posibilidad de obtener asilo».

Para Burkhardt, el punto débil de esta ley de integración es que con exigencias y sanciones «genera la impresión de que los refugiados no se quieren integrar. Lo cierto es lo contrario: los refugiados quieren integrarse», afirma. Según su punto de vista el Estado no ha tomado las decisiones necesarias para que ocurra la integración.

En cuanto a la cláusula que exige que los refugiados permanezcan en el sitio al que serán asignados por tres años, para evitar la formación de guetos, el representante de Pro Asyl, afirma que hay estudios que sostienen que en Alemania no existen los guetos de inmigrantes y si son aislados, su proceso de integración será más complicado.

Él asegura que en los centros urbanos la cantidad de viviendas son escasas y con la llegada de refugiados al país esto se ha hecho más evidente.

Finalmente, manifestó que a diferencia de países como Francia o Gran Bretaña, que tienen el precedente de recibir grandes cantidades de inmigrantes, en el país germano, » la integración ha sido exitosa, por décadas. La integración de inmigrantes y refugiados en Alemania ha sido mucho mejor de lo que se percibe en la opinión pública», por lo que debe desaparecer el miedo de que algo no salga bien.

Su mayor preocupación radica en que si la ley los obliga a vivir aislados, su proceso se vea minado de problemas como la falta de oportunidad a adaptarse, a conseguir empleos, y eso elevaría el gasto público, pues el Estado tendría que mantenerlos.

«Si con esta ley los refugiados son obligados a vivir aislados, a falta de oportunidades, el Estado tendrá que sostenerlos; lo que eleva los gastos y alimenta el prejuicio de que viven a nuestras expensas», explicó. Eso en su opinión significaría el fracaso de la integración de los refugiados en Alemania.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments