Internacionales

Hacienda de España negó “enchufes” en empresas públicas

Estas acusaciones se dan en un contexto de alta polarización política y social en España

En medio de la crisis política que atraviesa España, surgen señalamientos que apuntan directamente al Ministerio de Hacienda sobre una presunta vinculación en intereses económicos con empresas del Estado. Ante esto, la Hacienda de España negó que tenga “enchufes” con sociedades públicas.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió hoy en el Congreso de los Diputados la oleada de nombramientos en empresas públicas llevadas a cabo por el Gobierno durante sus primeras semanas de mandato, reseñó el diario El Mundo.

La opinión pública española le atribuye a la ministra que al haber dado concesiones a empresas del Estado, sería por una supuesta conexión en conflicto de intereses del Gobierno con esas entidades estatales.

Montero ha resaltado el perfil “idóneo” de los candidatos, a quienes se ha escogido en función de “aspectos curriculares, capacidad de liderazgo, confianza del accionista y perfil adecuado para llevar a cabo las transformaciones necesarias en estas empresas”.

En todo caso, Montero señaló que el Gobierno tiene el derecho constitucional de nombrar a sus equipos en las distintas ramas de la Administración para llevar a cabo sus políticas.

“Es algo que ocurre en todos los países, y que en España ha ocurrido siempre y cuando ha habido un cambio de Gobierno”, ha señalado la titular de Hacienda y responsable directa de la Sociedad Estatal de Participaciones Industrial (SEPI).

Lea también: Medio siglo después de su filmación llegará el film de Orson Welles

Argumentos de la Hacienda de España ante las acusaciones

Esto implica que según el ordenamiento jurídico español, el Gobierno puede tener nexos con organismos del sector público cuya función sea la captación de rentas para los intereses del Estado en beneficio de la nación.

Montero ha señalado uno por uno el currículum de cada  nombramiento. Uno de los casos más polémicos ha sido el desembarco de Juan Manuel Serrano como presidente de Correos. El exjefe de gabinete de Pedro Sánchez antes de convertirse en líder del Ejecutivo ganará más de 190.000 euros y gestionará un grupo con 52.000 empleados e inmerso en una profunda reconversión por el auge del comercio electrónico.

Estas acusaciones se dan en un contexto de alta polarización política y social en España por el avance de la inflación y la incertidumbre generada por la política fiscal y presupuestaria del presidente socialista Pedro Sánchez.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close