Hallaron forma de prevenir trastornos mentales desde la infancia

Must read

El tema de los trastornos mentales ha resurgido en estos tiempos, y por tanto, ocupa la atención de los gobiernos e instituciones internacionales. Esto en buena parte es porque quienes los padecen suelen terminar con su vida.

En este sentido, y partiendo de la base de que la Organización Mundial de la Salud estipula que hay más de 400 millones de personas que presentan alguna enfermedad mental, investigadores de la Universidad de Aarhus, en Dinamarca, realizaron un destacado estudio.

A través de la investigación, determinaron que los niños que crecen en entornos verdes tienen hasta 55% menos riesgos de desarrollar diversos trastornos mentales en la vida.

Ante este hallazgo, enfatizaron en la necesidad de diseñar ciudades verdes y saludables para el futuro. Vale mencionar que en la actualidad, una proporción cada vez mayor de la población mundial vive en ciudades.

Para llegar a tal conclusión, los investigadores tomaron los datos satelitales de 1985 a 2013. Con esta información, mapearon la presencia de espacios verdes alrededor de los hogares infantiles de casi un millón de daneses.

Posteriormente, compararon estos datos con el riesgo de desarrollar uno de los 16 trastornos mentales diferentes.

trastornos mentales

Vea también: Buscan promover manejo responsable de bosques argentinos

Dos enfoques, una realidad

“Con nuestro conjunto de datos, mostramos que el riesgo de desarrollar un trastorno mental disminuye gradualmente a medida que ha estado rodeado de espacios verdes desde el nacimiento hasta los 10 años. Por lo tanto, el espacio verde durante la infancia es extremadamente importante», explicó Kristine Engemann, líder del estudio.

Del mismo modo, advirtieron estar al tanto de que el ruido, la contaminación del aire y las infecciones; así como las malas condiciones socioeconómicas, elevan el riesgo de desarrollar trastornos mentales.

Otros estudios demuestran que la mayor cantidad de espacios verdes en el área local, crea una mayor cohesión social. Al mismo tiempo, aumenta el nivel de actividad física de las personas; y que puede mejorar el desarrollo cognitivo de los niños. Todos estos son factores que pueden tener un impacto en la salud mental de las personas.

trastornos mentales

«El acoplamiento entre la salud mental y el acceso a espacios verdes en el área local es algo que debe considerarse aún más en la planificación urbana. La idea es garantizar ciudades más verdes y saludables, además de mejorar la salud mental de los residentes urbanos». Tal aseveración pertenece al coautor del estudio, profesor Jens -Christian Svenning, del Departamento de Biociencias de la Universidad de Aarhus.

El estudio, apareció publicado este lunes en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

More articles

Latest article