Hallaron restos de un continente perdido

67

Según ciertas investigaciones, bajo el océano Índico, se encontraron algunos restos de un continente que se creía perdido.

Todo un grupo de científicos en el océano Índico descubrió bajo las aguas de la Isla Mauricio rastros del antiguo continente llamado Gondwana, que se desintegró hace 200 millones de años.

Una de las principales pistas del hallazgo fue un grupo de rocas que datan de hace más de tres mil millones años y que fueron encontradas bajo el agua y sobre la superficie de esta isla volcánica.

Los diferentes expertos se dieron cuenta de que no era normal encontrar restos de este antiguo mineral sobre la superficie de una isla que tiene solo nueve millones de años.

Todo el estudio fue dirigido  por el geólogo Lewis Ashwal, de la Universidad de Witwatersrand (Johannesburgo), Michael Wiedenbeck, del Centro Alemán de Investigación para las Geociencias y Trond Torsvik, de la Universidad de Oslo.

Debido a esto se asegura que se trata de una pequeña pieza del continente antiguo que se rompió desde la isla de Madagascar, cuando África, la India, Australia y la Antártida se separaron y formaron el océano Índico.

Algunos de los zircones contienen rastros de uranio, plomo y torio. Gracias a que sobreviven muy bien al proceso geológico, pueden fecharse con mucha precisión.

Los zircones son conocidos por ser minerales que se producen principalmente en granitos de los continentes. Contienen trazas de uranio, torio y plomo, y debido al hecho de que sobreviven muy bien al proceso geológico, contienen un rico registro de procesos geológicos y pueden fecharse con gran precisión.

“El hecho de que hayamos encontrado zircones de esta edad demuestra que en Mauricio existen materiales de la corteza terrestre mucho más antiguos, que sólo pudieron originarse en un continente”, afirmó Lewis Ashwal en un comunicado.

Se cree que esta no es la primera vez que se encuentran zircones en la isla. Un estudio hecho en 2013 encontró rastros del mineral en la arena de la playa. Sin embargo, la investigación recibió algunas críticas, basados en la posibilidad de que el mineral hubiese llegado a la isla por acción del viento.

“El hecho de que encontramos los zircones antiguos en la roca (traquita de 6 millones de años) corrobora el estudio anterior y refuta cualquier sugerencia de zircones aerotransportados o transportados por las olas para explicar los resultados anteriores”, agregó Ashwal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *