Harry y Meghan Markle son señalados como despilfarradores

151

Una nueva polémica se cierne sobre el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, quienes se encuentran en el ojo del huracán ante la excéntrica y despilfarradora vida que llevan ante los ojos de la realeza.

A esta conclusión se ha llegado luego que la casa real inglesa hizo públicas sus cuentas del último año fiscal. Llamó poderosamente la atención la gran cantidad de dinero gastada por Harry y Meghan en las adecuación y refacciones de su nuevo hogar.

Desde hace varios meses la nueva pareja de la realeza se mantiene liderando la posición de familia escandalosa, en ocasiones por su conducta, sus exigencias en cuanto a los cuidadores de su bebé y en última instancia por los gastos de dinero.

Gastos en reformas de la nueva residencia

Destaca que el ser derrochadores incide directamente en el bolsillo de los británicos. Según se detalla en el informe financiero anual de la casa real inglesa, publicado este martes en su web oficial, la reforma de la residencia en los terrenos del castillo de Windsor conocida como Frogmore Cottage, en donde los duques de Sussex se trasladaron en primavera, le costó a los contribuyentes 2,4 millones de libras, lo que equivale a 2,7 millones de euros.

Vale resaltar que las obras las sufragó el Sovereign Grant, los fondos públicos con los que se financian los compromisos oficiales de los royals, y que se utiliza para mantener los palacios equipados, además de costear el salario de los trabajadores. En este apartado presupuestario no se incluyó la decoración y los accesorios, los cuales debieron ser costeados por los duques.

Frogmore Cottage se lo regaló la reina a su nieto, una propiedad conformada por cinco casas refraccionada y convertida en una sola residencia, con el objetivo de otorgarle la calidez de hogar que los duques esperaban.

Para frenar los rumores, el encargado de cuentas y tesorero de la Corona, Sir Michael Stevens, recalcó que no se puede hablar de gasto sino de inversión de recursos de una propiedad que de paso es la única residencia oficial de la pareja, por ello no puede hablarse de derroche. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *