Holdouts: Amicus Curiae de EEUU en apoyo a la Argentina

101

Argentina.- El litigio por los holdouts continúa siendo un tema importante de agenda. El Proyecto de normalización de la deuda fue aprobado en la Cámara de Diputados y obtuvo el dictamen positivo en un plenario de comisiones del Senado. Ahora se inicia un nuevo capítulo en torno al Amicus Curiae que EEUU le presentó a la Cámara de Apelaciones de Nueva York para pedir el levantamiento de las medidas judiciales que le impiden a Argentina pagarles a los fondos especulativos.

El Amicus Curiae (amigo de la Corte) es una expresión del latín, que deriva del derecho romano. Se utiliza para permitir las presentaciones realizadas por terceros ajenos a un litigio que tienen un interés demostrable y justificado en su resolución. En este sentido, posibilita que ofrezcan voluntariamente una opinión técnica capaz de aportar elementos jurídicamente significativos. La decisión sobre su admisibilidad dependerá del arbitrio del respectivo tribunal.

[pullquote] Este es el segundo Amicus Curiae que el gobierno de Barack Obama presenta en el litigio que Argentina mantiene con los fondos buitre. El primero fue elevado en marzo de 2014 ante la Corte Suprema de Justicia de EEUU. [/pullquote]

Tras la visita de Barack Obama a la Argentina, se forjaron lazos de cooperación entre los mandatarios de ambos países. “Los Estados Unidos tienen especial interés de política exterior en apoyar a la nueva administración de la Argentina en sus esfuerzos por revertir políticas económicas anteriores, para normalizar la relación de Argentina con sus acreedores, y fortalecer su economía”, destaca el informe expuesto por EEUU como Amicus Curiae. Además, en referencia a la gestión gubernamental de Mauricio Macri, agrega: “A nuestro entender, la nueva administración pretende tomar deuda para pagar a los mercados internacionales. La resolución de este conflicto podría estimular el crecimiento económico del país y le daría al gobierno un respiro para implementar mayores reformas”.

La llamada cláusula Pari Passu traza un encuadre legal sobre las condiciones de los títulos de deuda pública emitidos durante los últimos años. Consiste en generar un trato igualitario para aquellos bonistas de un país que entren o no a un canje de deuda pública. En efecto, establece que ningún tenedor de bonos que haya participado de la negociación puede recibir un pago sin que el resto, que prefirió rechazar la oferta, también lo haga. La Argentina quedó expuesta a esta regulación cuando realizó el Canje I, en marzo de 2005, y luego el Canje II, en octubre de 2010. En consecuencia, un 93 % de acreedores entró en esos canjes pero un 7 % (los conocidos holdouts) quedó fuera. Las cartas están echadas. Si la sesión prevista para el 30 de marzo resulta fructífera, se espera que el 14 de abril la salida del default sea un hecho consumado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *