Hoy se celebra el Día del Inmigrante en Argentina

327

Este martes 4 de septiembre se conmemora un día importante para el país. Se trata del Día del Inmigrante en Argentina, una festividad que se enmarca en un contexto histórico de lucha de las clases sociales marginadas que llegaron de otras naciones a la Argentina en busca de una mejor calidad de vida.

Desde el año 1949 el 4 de septiembre se celebra el Día del Inmigrante. La fecha fue instituida por un decreto del gobierno del General Juan Domingo Perón, en recuerdo de una disposición dictada por el Triunvirato en 1812.

En esta fecha se conmemora la llegada de los inmigrantes al país en recuerdo de la disposición dictada por el Primer Triunvirato en esa fecha de 1812, que ofreciera “su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”.

Lea también: Enojo en la CGT: La central obrera rechazó los cambios en el Gabinete

Orígenes del Día del Inmigrante en Argentina

Todos los años en el mes de septiembre inicia en la localidad de Oberá la Fiesta Nacional del Inmigrante. El evento se realiza en el Parque de las Naciones, un predio ubicado sobre avenida Andresito. Este año se realizará del 6 al 16 de septiembre reuniendo servicio de comidas en sus 15 colectividades. También la feria comercial, show de ballets y espectáculos con destacados artistas locales, nacionales e internacionales, reseñó el diario La Prensa.

El 4 de septiembre de 1812 se firmó el primer decreto para el fomento de la inmigración. Desde esa fecha se celebra el Día del Inmigrante.

En 1824, Bernardino Rivadavia creó una Comisión de Inmigración y destinó el antiguo convento de la Recoleta para albergar durante quince días a los recién llegados. En 1853, la flamante Constitución Nacional aseguró beneficios “para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino”.

Estas fechas fueron un hito histórico en la formación del actual sistema migratorio argentino, que hoy se caracteriza por recibir a un alto flujo de inmigrantes venezolanos por la crisis económica que atraviesa ese país.

En 1870 se inauguró el Asilo de Inmigrantes sobre la calle Corrientes, junto a los muelles. Y poco después Nicolás Avellaneda firmó la ley 817 de Inmigración y Colonización, por la cual los inmigrantes debían ser alojados durante unos días y ayudados a conseguir trabajo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *