Hugo Moyano apura a la CGT: El dirigente gremial puso un ultimátum

458

A horas del paro, Hugo Moyano apura a la CGT, ya que sueña con algo que sucedió el año pasado y que le sirvió. En junio de 2018 Moyano llamó a un paro de Camioneros, que finalmente fue el inicio para que la central obrera once días después convoque a una huelga.

Esto es casi un calco de lo que sucederá mañana, cuando los gremios díscolos y aliados a Moyano activen una huelga, sin la UTA, ni la CGT, que por cierto genera un desafío para la conducción cegetista, que en caso de salir bien, su “reinado” estaría acabado.

En esta batalla, Hugo Moyano no esta solo, sino que tiene el apoyo de Sergio Palazzo, líder de La Bancaria, los mecánicos de SMATA, las dos CTA, ATE, gremios aeronáuticos, docentes, porturarios, organizaciones sociales y políticas. Y a pesar de no contar con la adhesión de la UTA, el dirigente camionero le mete presión al sector del transporte.

Vea también: Hugo Moyano y el PJ: CFK y la provincia de Buenos Aires

Hugo Moyano y un paro en defensa de los trabajadores

La huelga de mañana es sin duda por varios motivos, el primero de ellos es defender los derechos de los trabajadores, defender la industria nacional, frenar los tarifazos, terminar con las suspensiones y despidos y por sobre todo pedirle al Gobierno Nacional un cambio en el rumbo económico.

Por otro lado, Moyano tiene dos aliados importantes; por un lado esta Miguel Bustinduy, quien es el ácerrimo rival del dirigente histórico de la UTA, Roberto Fernández y por el otro Rubén “Pollo” Sobrero, delegado de la Línea Sarmiento, quien podría ser sancionado porque el paro solamente debe convocarlo la cúpula nacional del gremio, de acuerdo a lo que estipula la Corte acerca del derecho a huelga.

Además el dirigente gremial quiere demostrarle a la UTA y a la CGT que una medida de fuerza puede ser eficaz sin ellos. Esto sucedió en 1994 en el contexto de una Marcha Federal contra las políticas de ajuste del por entonces, Presidente, Carlos Menem. También meses antes de la caída estrepitosa del Gobierno de Fernando de la Rúa.

Sin duda los discursos críticos de los diversos oradores, pondrá nerviosos a el Gobierno y a la central obrera, allí seguramente Moyano cuestionará la política de ajuste y le pedirá a la central obrera un paro general.

Entre tanto desde la Multisectorial 21-F, la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), las dos CTA, entre otros están diagramando cuáles serán los pasos a seguir, tras la huelga. En principio el primer paso seria una peregrinación a la Basílica de San Nicolás, aunque aún no esta confirmada la fecha. En conclusión la unión de la CGT es imposible.

Vea también: Moyano le marca los tiempos a la CGT




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *