Iggy Azalea emprenderá demanda por filtración de fotos

284

,La nueva víctima de los hackers ha sido la diva Iggy Azalea, quien decidió emprender acciones legales en contra de la persona que filtró unas fotografías en la que a artista se encuentra en topless.

La mediática se convirtió en la nueva víctima de los piratas informáticos que hacen todo lo posible para robar información valiosa, fotos y videos, preferiblemente íntimos de las celebridades, para hacerse de grandes sumas de dinero.

A través de sus redes sociales, la artista se encargó de ofrecer información detallada sobre lo ocurrido. Destaca que luego de ofrecer la explicación procedió a desactivar sus cuentas como medida de protección.

Sus asesores de imagen le indicaron que este es el mejor procedimiento a seguir con el fin de resguardarse en un momento tan delicado. Reveló que las referidas fotografías pertenecen a una sesión especial que realizó en el año 2016 para la portada de la revista GQ.

Reveló que en aquella ocasión, tras acordar previamente que ninguna instantánea suya en la que se vieran sus pechos se tendría que publicar, la sesión se efectuó en un sitio cerrado para ofrecer mayor seguridad. Aun así, años después aparecen las instantáneas.

Topless en Internet

En tal sentido y evidentemente indignada con lo ocurrido, la artista se expresó a través de un comunicado.

“No existe ninguna razón para que se conservara el material que no se utilizó, y se tuvo que eliminar inmediatamente después de que se completara el proceso de selección”. Detalló que en dicho contrato para la sesión jamás accedió a aparecer medio desnuda en esa u otra publicación, mucho menos tenía intenciones de que sus imágenes circularan por la red de redes.

Por tanto, asegura que emprenderá las acciones correspondientes para que la justicia se encargue de sancionar a las personas responsables de este hecho.

 “Tengo toda la intención de descubrir de dónde ha surgido la filtración y emprenderé acciones legales al respecto. Es muy importante para mí que alguien acabe respondiendo por sus acciones y por la forma en que estas han repercutido en mi vida”, aseguró.

Pese a que la intérprete australiana tomó la decisión de cambiar la configuración de sus perfiles de Instagram y demás plataformas, asegura que no existe “ningún lugar seguro” en el que pueda refugiarse mientras cesa el escándalo mediático, por ello pidió respeto a sus seguidores, exhortándolos a ponerse en sus zapatos para que comprendan la dureza de ser expuesto al público de forma indeseada.

Engañada, avergonzada, violada, furiosa y triste” fueron las frases con las que describió el estado de ánimo que la acompañaba en tan duro momento. 

  




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *