Iglesia Católica mexicana es víctima de la violencia

122

México.- El atentado a la Conferencia del Episcopado Mexicano, ocurrido la madrugada de este martes, es la última agresión de una lista de hechos violentos contra la Iglesia Católica sucedidos en seis años.

Un artefacto explosivo detonó cerca de las 2 de la madrugada en la puerta del Episcopado, causando solamente daños materiales. Según las primeras investigaciones, se trató de una bomba molotov de tres cilindros que fue colocada en el sitio por personas no identificadas.

Antes de este hecho, el 15 de mayo el sacerdote José Miguel Machorro fue atacado por Juan René Silva, un hombre que presentaba problemas mentales.

[pullquote]México es por noveno año consecutivo el país más peligroso para ejercer el sacerdocio en América Latina[/pullquote]

Silva apuñaló al representante de la Iglesia mientras se encontraba en el interior de la Catedral Metropolitana de Ciudad de México. El cura resultó herido de gravedad.

A consecuencia del ataque, Machorro presenta parálisis en la mitad del cuerpo, además necesita asistencia mecánica para poder respirar.

El pasado 6 de julio, el padre Luis López Villa fue asesinado cuando se encontraba en el interior de su parroquia, ubicada en Los Reyes La Paz, en el Estado de México.

El Centro Católico Multimedial (CCM), una instancia de la Iglesia que mide las agresiones su contra, aseguró que México es por noveno año consecutivo el país más peligroso para ejercer el sacerdocio en América Latina.

Durante los últimos 26 años ya se registran 66 atentados contra miembros de la Iglesia Católica, de los cuales 60 son crímenes arteros, 2 corresponden a sacerdotes que siguen en calidad de desaparecidos y otros 2 a secuestros frustrados”, aseveró un comunicado del CCM.

En los últimos meses se registraron 18 homicidios de sacerdotes, tres de esos crímenes fueron cometidos este mismo año.

En un análisis de las presidencias anteriores a Enrique Peña Nieto, se encontró que durante el mandato de Felipe Calderón (2006-2012) ocurrieron 12 asesinatos de curas, en el gobierno de Vicente Fox (2000-2006) hubo cuatro, con Ernesto Zedillo (1994-2000) tres, y en el gobierno de Carlos Salinas (1988-1944) sólo hubo un homicidio.

Según el CCM, de 1990 a 2016, aumentaron las extorsiones a sacerdotes en un 44 por ciento, mientras que los robos a parroquias crecieron un 35 por ciento y las agresiones en la calles un 15 por ciento.