Iglesia venezolana llamó a la unidad para resolver la crisis del país

121

La Iglesia católica de Venezuela sigue firme en su objetivo de fungir como interlocutor y mediador entre las partes en conflicto en el país.

Para lograr una solución a la catastrófica crisis económica y social que se vive, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) llamó a la ciudadanía a tener unidad para resolver las diferencias que atraviesa el país.

Exhortó a empresarios, políticos, militares y líderes sociales a revisar su “misión” y asumir su responsabilidad.

“Hemos hecho un llamado también al mundo político, al mundo empresarial, a aquellos que toman decisiones para que se unan para buscar, digamos, lo mejor para Venezuela y sobre todo aquello que ayude a solventar esta grave crisis”, dijo el monseñor José Luis Azuaje, presidente de la CEV.

En la asamblea del episcopado venezolano, la Iglesia dejó clara su posición de que instar a la conciencia y a la reflexión en los distintos actores de la sociedad venezolana.

El llamado de la Iglesia ante la crisis

“Queremos llamar la atención a que cada uno asuma su responsabilidad y revise también su misión propia. El político, el empresario, el militar, los que son líderes sociales, etc. Que cada uno asuma su responsabilidad”, insistió Azuaje en declaraciones a la prensa.

Y a pesar de que la oposición venezolana y la comunidad internacional ya no creen en que el diálogo sea una vía para solucionar la crisis, debido a la nula credibilidad política del régimen de Nicolás Maduro, la CEV reiteró que la Iglesia sí cree en el diálogo como vía de solución.

Sin embargo, el jerarca católico nacional indicó que ese proceso solo se da cuando las partes están dispuestas a ceder en algo, lo cual no ha ocurrido ni del lado de la oposición ni del lado del Gobierno.

“El diálogo tiene sus características. Cuando nosotros vamos a un diálogo para escuchar al otro, eso no es un diálogo. Cuando vamos a un diálogo para hacer lo que el otro dice que hagamos, eso no es un diálogo”, enfatizó Azuaje.

Por ello, aseguró que la Iglesia “nunca se negará a un diálogo, siempre que tenga las características verdaderas que definen el proceso”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *