Igualdad en el José María Minella

96

Mar del Plata.- San Lorenzo empató 2-2 ante Boca por el Torneo de Verano 2017, en un partido trabado y con muchas infracciones.

En el comienzo del primer tiempo, Boca presionó, no dejó espacios y, por lo tanto, San Lorenzo fue errático. A los 7′, Mauro Vigliano advirtió un empujón de Néstor Ortigoza sobre Sebastián Pérez dentro del área y no dudó en cobrar penal para los xeneizes, el cual fue convertido en gol por medio de la buena ejecución de Fernando Gagocapitán-.

Luego de que los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto anotaran el primer gol del encuentro, Fernando Belluschi abandonó el campo de juego por un esguince en su tobillo derecho y fue reemplazado por Bautista Merlini. Boca siguió aprovechando los errores del Ciclón: a los 25′, Leonardo Jara (de gran desempeño en la primera etapa) desbordó a Lautaro Montoya, con un caño incluido, lanzó un centro y Nazareno Solís estuvo a punto de aumentar la diferencia, pero su remate se fue desviado. Cinco minutos después, Frank Fabra armó una jugada individual y asistió a Benedetto, que increíblemente falló su tiro debajo del arco. San Lorenzo tardó en reaccionar, pero, al fin y al cabo, lo hizo. Faltando 9′ para el entretiempo, Ortigoza se conectó con Ezequiel Cerutti, quien gambeteó y envió un centro a la cabeza de Nicolás Blandi que, como de costumbre, anotó la igualdad en el marcador. No festejó su tanto por respeto a su anterior club.


En el séptimo minuto del complemento
, apareció otro gol para los dirigidos por Diego Aguirre. Gracias a un pase excelente de Sebastián Blanco, Merlini ganó en velocidad sobre dos jugadores rivales y remató al primer palo de Axel Werner, suficiente para dar vuelta el encuentro.

A los 19′, Solís tiró un centro a la cabeza de Walter Bou, quien peinó el balón, pero no fue lo suficientemente preciso para marcar. Sin embargo, este último, en la siguiente jugada, armó una muy buena pared junto a Fabra y ejecutó de zurda y cruzado para devolver la igualdad al resultado.

En el transcurso del tiempo restante, hubo situaciones de gol para cada uno: Ezequiel Ávila (que reemplazó a Blanco) lanzó un centro al área chica para que Cerutti convierta, pero su remate se fue afuera. Por el lado del equipo xeneize, Pablo Pérez -que suplantó al autor del primer gol- probó al arco desde larga distancia, aunque Sebastián Torrico no tuvo problemas para sujetar la pelota con sus brazos. Cuando el encuentro se cerraba, Santiago Vergini perdió el control del esférico en la mitad de la cancha y, antes de que Franco Mussis se lo quite, cometió una falta absolutamente desmedida que, como consecuencia, significó su expulsión.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *