¿Por qué es imposible predecir un terremoto?

119

México.- Ante los incesante rumores que han circulado a través de las redes sociales sobre un fuerte terremoto que presuntamente se podría producir en México el domingo 25 de febrero, las autoridades han tomado cartas en el asunto.

Según reseñó el portal CNN, después del fuerte sismo de 7,2 que sacudió a la nación el  pasado 16 de febrero y que dejó daños en infraestructura, pero ni una víctima, comenzaron a surgir  a través de las redes sociales publicaciones falsas sobre sismos entre el 20 y el 25 de febrero que de modo especulativo alcanzarían una magnitud de 8,7, algo que podría ser devastador.

Los reportes inclusive informaban sobre la hora a la que podría producirse el terremoto.

En este sentido, el Consejo Ciudadano de México solicitó a través de sus redes sociales no difundir  falsos rumores y limitarse a la información oficial:

El Sistema Nacional de Protección Civil igualmente se sumó al llamado y dio a conocer información sobre qué hacer ante estos rumores:

¿Por qué no se puede predecir un terremoto?

“No existe persona o institución capacitada para predecir la fecha, hora, lugar e intensidad de un sismo”, afirmó el Centro Nacional de Prevención de Desastres. 

Frente a la devastación y muerte que dejó cada terremoto, la pregunta de si se puede o no predecir un sismo suele surgir.

Susan E. Hough, especialista perteneciente ael Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés), le manifestó a CNN, en el año 2011, por qué la ciencia no puede proveer datos precisos de lugar, fecha y mucho menos hora a la que conseguiría producirse un terremoto.

“Durante los años setenta y ochenta (no exactamente en la antigüedad), se citó a especialistas destacados en los medios que revelaban optimismo de que la predicción confiable a corto plazo se encontraba a la vuelta de la esquina. Dieferentes décadas más tarde, la comunidad científica de terremotos es más antigua y más sabia”, afirmó Hough.

Cabe destacar que Hough afirmó que la predicción de terremotos “es un hueso duro de roer“.

“Para hacer el tipo de predicciones ajustadas y de corto plazo que la gente quiere, uno precisaría identificar un precursor confiable: alguna señal que pudiéramos observar que nos diga que un gran terremoto es inminente”, refirió la especialista.