Imprudencia de conductores mantiene en vilo a Bucaramanga

109

Colombia.- Habitantes de Bucaramanga denuncian que se mantienen en alerta ante las imprudencias de los conductores.

Cruce peligroso en la carrera 24 con calle 33 de Bucaramanga tiene en vilo a comunidad de Bucaramanga. Vecinos denunciaron al medio de comunicación Vanguardia que  son continuos los accidentes de tránsito. Muchos son los testigos que aseguran las violaciones que se cometen a diario a las normas de tránsito, que terminan incluso con personas lesionadas.

Imprudencia y exceso de velocidad son la constante de conductores de carros y motocicletas en el cruce de la carrera 24 con calle 33 de Bucaramanga.

El suceso más reciente fue un choque se presentó el pasado miércoles 27 de septiembre, luego de que un vehículo particular, que transitaba por la calle 33 descartó el pare y colisionó contra un taxi que transitaba por la carrera 24.

Los testigos manifiestan que según el accidente fue registrado por la omisión de la señal de pare ocasionó el grave accidente. Tal sería el impacto que recibió el taxi, en el costado derecho, que terminó volcado. Afortunadamente, los testigos manifiestan que ningún transeúnte resultó herido en los hechos. La Policía precisó que el taxista y la pasajera resultaron heridos, pero que enseguida fueron trasladados a un centro asistencial cercano.

El último accidente generó rechazo y miedo en los habitantes y comerciantes de la zona debido a que no es el primer percance por imprudencia en la vía.

La comunidad pide como solución inmediata que las autoridades instalen un punto de semáforo, para así contrarrestar los constantes accidentes en la zona.  “La Alcaldía debe poner un semáforo que controle el flujo vehicular”, aseguró Mayra Vergel, habitante.

En un estudio  realizado por la Dirección de Tránsito Local reveló los trayectos de Bucaramanga que son más peligrosos para movilizarse.

Destaca la Carrera 24. Durante los primeros 8 meses del año se registraron 50 accidentes en esta vía. Una posible causa es la inexistencia de semáforos a lo largo de ella, y el flujo vehicular se regula mediante señales de PARE.

A la lista se suma la Avenida Quebradaseca. Hasta agosto de 2016 fueron contabilizados 51 accidentes.