domingo, octubre 17, 2021
InicioEntretenimientoIñárritu y DiCaprio: ¿juntos hacia el Óscar?

Iñárritu y DiCaprio: ¿juntos hacia el Óscar?

¿Podrá su trabajo en «The Revenant» darle a Leo la anhelada estatuilla?

Nadie duda que Leonardo Di Caprio es uno de los actores con más talento y más trabajadores de Hollywood. Luego de catapultarlo a la fama mundial, el aventurero y guapo Jack Dawson se hundió con el Titanic y dio paso a un encantador estafador como Fran Abagnale Jr. (Atrápame si puedes), un oscuro investigador como Teddy Daniels (The Shutter Island), y hasta un despiadado corredor en el apogeo de Wall Street. Con 3 nominaciones en su haber (por El Aviador, Diamante de Sangre y El Lobo de Wall Street) y cero resultados, el ansia de Leonardo por conseguir la estatuilla dorada se ha convertido incluso en una burla popular.

Innumerables memes, artículos, parodias, han entrado en su apogeo desde que se anunció la nueva nominación del actor de 41 años, esta vez gracias a la nueva obra de Alejandro Iñárritu: The Revenant. Un poco sobre este director y productor mexicano: si bien ya nos había entregado joyitas del cine como Amores Perros y Babel, su momento cumbre llegó el año pasado, cuando el largometraje Birdman le valió 3 premios de la Academia. Eso definitivamente fue un aliciente para animar a DiCaprio a trabajar con él.

The Revenant versa sobre la supervivencia, el hombre que lucha contra la naturaleza para lograr su objetivo, pero que en ocasiones es ayudado por esta misma. Leo intrpreta a un personaje real: Hugh Glass, un explorador americano parte de un equipo recolector de pieles. Luego de ser atacado salvajemente por un oso (una obra maestra del CGI, cabe señalar), Glass se ve obligado a observar el asesinato de su hijo, un joven mestizo, a manos de uno de sus compañeros.

A lo largo de la película (3 horas, que tal vez pudieron haberse acortado un poco), vemos a Glass enfrentarse a todo tipo de adversidades mientras se debate entre la vida y la muerte, a la vez que seguimos a un grupo de indios americanos (resalta aquí un gran trabajo de casting) que buscan a la hija del jefe y los avances del antagonista (Tom Hardy en su expresión más despiadada pero siempre extrañamente atractivo). Todo aquello, claro, con una fotografía fuera de este mundo a manos de Emanuel Lubezki. Al ver la película uno no puede evitar pensar que haría a toda la producción esperar horas solo para que el sol estuviera en la posición exacta para la perfecta imagen.

¿Habrá sido Iñárritu directo con Leo? Ha habido interminables entrevistas y referencias a las duras condiciones que hubo en el rodaje y como DiCaprio estuvo al borde de la hipotermia. “Tranquilo Leo, un poquito de hipotermia te puede llevar al Óscar”. “Cómete el pez crudo y con eso la Academia ya no dudará”. Esperemos que en efecto todo haya valido la pena. Porque es imposible ver la película y no sentir, más allá de compenetrarse con el personaje de Glass, cierta empatía con el mismo DiCaprio y su fuerte lucha para lograr la estatuilla.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments