incendio de un autobus

Incendio de un autobús en Perú dejó diecisiete pasajeros muertos

245

Diecisiete pasajeros murieron en el incendio de un autobús interprovincial, dentro de una terminal ilegal de Lima, Perú. 

Las llamas iniciaron en la parte trasera del segundo piso del autobús cuando acababa de recoger pasajeros el domingo en la noche en la terminal de Fiori, a un costado de la ruta Panamericana, en el distrito limeño de San Martín de Porres.

Los aterrados pasajeros, entre ellos cuatro niños, intentaron escapar pero la situación se complicó por el caos y el terror de la escena. Las llamas y el humo cubrían velozmente el vehículo, en uno de los peores accidentes ocurridos en la capital peruana en las últimas dos décadas.

Al momento de querer evacuar el segundo nivel del ómnibus, todas (las personas) han quedado atrapadas en la bajada hacia el primer nivel”, dijo el jefe de bomberos Mario Casaretto.

Lea también Barcelona fue escenario de violentos altercados entre partidiarios políticos

Incendio de un autobús generó caos en Perú

El autobús de línea perteneciente a la compañía Sajy, se preparaba a salir rumbo a la ciudad de Chiclayo, 750 km al norte de Lima, cuando se desató el fuego por causas que todavía investiga la policía.

“Se quema el carro, entonces yo he corrido para arriba y la gente, al ver que se estaba quemando, bajaban (desde el segundo piso del bus) y yo no he podido salvar a mi familia“, relató entre sollozos José Alberto Olivos, quien perdió a seis familiares en la tragedia: su esposa, dos hijos y tres nietos.

Inicialmente los bomberos declararon que los fallecidos eran “al menos 20”, pero la cifra fue rebajada a 17 por la fiscalía este lunes, al concluir la revisión de los restos calcinados del bus. Los pasajeros fallecidos resultaron ser cuatro niños y 13 adultos (cinco mujeres y ocho varones).

Otros siete pasajeros resultaron heridos y fueron llevados a dos hospitales cercanos, mientras el chofer y su asistente permanecían detenidos a la espera de declarar ante la fiscalía.

Versiones sobre el incendio

La terminal de Fiori operaba ilegalmente, tras su clausura por parte de las autoridades municipales en enero de 2018 debido a la venta clandestina de combustible para los autobuses.

De hecho, un alcalde local sugirió que el autobús, que prestaba servicios con sus papeles en regla, llevaba combustible en el segundo piso.

Este espacio venía funcionando con informalidad. Pareciera ser que, en el segundo piso del bus, estaban llevando combustible” en recipientes, indicó el alcalde metropolitano de Lima, Jorge Muñoz, al visitar el lugar del siniestro.

Por su parte, el alcalde de San Martín de Porres, Julio Chávez, dijo que aunque la terminal estaba clausurada, varias líneas de buses continuaron utilizándola por falta de fiscalización de los servicios de transporte público.

Esta situación de informalidad de Fiori tiene mucho tiempo y ha habido desatención por parte de la autoridad que tienen que asumir responsabilidades como el ministerio de Transportes y la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas”, manifestó Chávez.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *