Incendios en Australia: extendieron el estado de desastre en varias zonas

Las autoridades australianas extendieron el estado de desastre declarado tras los incendios en Australia.

De ese modo, también instaron a la población al sureste de Australia, a mantenerse alerta ante nuevas evacuaciones masivas, puesto que el pronóstico para los próximos días apunta al aumento de temperatura y vientos.

Es difícil predecir lo complicado que serán los próximos días, pero con tantos incendios en el terreno, con un frente de fuego tan extenso, calor y fuertes vientos, hay muchas razones para pensar que tendremos más fuego hoy y potencialmente el fin de semana”, dijo el jefe de gobierno de Victoria, Daniel Andrews. 

Otras zonas del país también se preparan ante la previsión de que los incendios se agraven en las próximas horas. En el estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por las llamas, unos 2.500 bomberos trabajan para contener unos 122 incendios, la mitad de ellos fuera de control.

Lea también Humo de los incendios en Australia llegó a la Argentina

No hay descanso ni tregua

Por su parte, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, alertó este viernes que será “un día difícil para los estados del este” y de que todavía está “muy lejos el final de esta crisis”.

Morrison, muy criticado por su labor durante los incendios en Australia, explicó que los barcos permanecerán frente a las costas de Nueva Gales del Sur, preparados en caso de que tengan que evacuar a los habitantes de las distintas poblaciones del estado.

El primer ministro conservador también confirmó que tanto la Marina como el Ejército continuarán colaborando en el intento de extinción de los 134 focos de incendios que continúan todavía activos en Nueva Gales del Sur, 53 de ellos sin contener.

Mientras tanto, en Australia del Sur, más de 200 bomberos continúan su lucha para contener un incendio fuera de control que ha quemado cerca de un tercio de la Isla Canguro.

Los incendios en Australia han cobrado la vida de 26 personas y cuatro bomberos heridos, producto de los más de 200 incendios que se han producidos en los estados australianos de Nueva Gales del Sur y Victoria. Además se contabilizan que el fuego arrasó ya tres millones de hectáreas en el último mes.

La temporada de incendios en Australia comenzó en primavera, antes de lo previsto, en un año que fue catalogado como el más caluroso y seco, según un informe de la Oficina de Meteorología del país.

Michelle Rodríguez

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email