Industria española se enfoca en recuperar el alto nivel de empleo

166

El sector industrial de España fue uno de los que más se vio afectado por la crisis de 2008, generada por una burbuja hipotecaria que devaluó el sistema financiero nacional. En ese año, 49.500 empresas del sector manufacturero se vieron obligadas a cerrar sus puertas. Además, se perdieron unos 500.000 empleos.

El impacto fue tremendo. El shock cíclico generado en toda la cadena de valor de la economía española deterioró su aparato productivo. Es por ello que el sector industrial hoy tiene 522.622 cotizantes menos que en diciembre de 2007. Es decir, las industrias españolas perdieron demanda. Bajaron las solicitudes de proyectos y grandes obras de ingeniería.

Así lo precisan los datos de afiliación laboral media publicados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En el renglón de la ocupación laboral, es decir, puestos de trabajo en la industria manufacturera. El tejido industrial ha recuperado más de 370.000 empleos desde que se desplomó en 2013 con 2,3 millones de ocupados.

En resumen, el sector industrial español está lejos de alcanzar los niveles que tenía antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. En ese momento, la cifra de ocupados superaba los 3,2 millones.

Lea también: Pedro Sánchez: “Lo importante es que Puigdemont será juzgado en España”

El peso de la industria en España antes de la crisis de 2008

Ese sector es uno de los principales motores de la economía española. Representa el 16,4% del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, ese valor está bastante alejado del porcentaje que ocupaba hace 20 años, nada más y nada menos que un 20% del PIB global de España, es decir, una quinta parte de su economía.

Según datos de la oficina estadística de la Unión Europea, el peso de la industria española en el nivel de empleo se ubicó en 2016 en 12,1%, seis puntos que en 2000.

Esto significa que España perdió capacidad para proporcionar empleo incluso a inmigrantes de la misma comunidad europea hacia su territorio.

No obstante, los impactos y shocks cíclicos de las diversas crisis que han llegado a Europa (Grecia, Italia, Portugal, etc.) han generado que la industria pierda peso en el conjunto de países de la Unión Europea.

En el año 2000 suponía, en promedio, el 19,2% del total. En 2016, esa cifra se redujo a 15,3%, según datos de Bruselas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *