ONG realizó inspección a comunidades nativas de Nicaragua

ONG realizó inspección a comunidades nativas de Nicaragua

El Centro por la Justicia y Derechos Humanos de la Costa Atlántica de Nicaragua (Cejudhcan) realizó una visita a las doce comunidades  nativas que tienen medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) debido a las denuncias de violencia en la zona.

La Cejudhcan es una Organización No Gubernamental, integrada por profesionales nativos que se dedican a la promoción y defensa de los derechos humanos.

Durante la inspección, el Cejudhcan registró tres ataques en los últimos meses en la Costa Atlántica de Nicaragua. Según el informe de la organización estas agresiones se realizaron con armas de fuego.

Nicaragua

Los ataques se han producido con armas de fuego

Asimismo el documento refleja que en estos eventos se enviaron notas de amenazas a las comunidades nativas que se niegan a ceder terrenos para ocupación y explotación de terceros.

Por otra parte, el Cejudhcan considera que el Gobierno nicaraguense ha responsabilizado a los nativos de la violencia ocurrida en la Costa Atlántica, además de criminalizar a los organismos de derechos humanos.

Gobierno de Nicaragua no presta seguridad

De igual forma, aseguró que el Estado de Nicaragua no explica ni detalla las medidas de protección o prevención que implementa para evitar los actos de violencia ocurridos en la zona.

El informe de la Organización No Gubernamental, indica que la Policía solo visita esporádicamente a las poblaciones nativas. Agrega que en el caso del nativo que fue asesinado en la población de Esperanza Río Wawa, los cuerpos de seguridad se movilizaron hasta esa comunidad para registar el crime, solo por la insistencia de sus habitantes.

Nicaragua

La ONG asegura que los organismos de seguridad visitan esporádicamente la zona

Asimismo, señala el documento que en los asesinatos registrados por Cejudhcan, la Policía ni el Ejército han dado seguimiento a los casos ni tampoco han ofrecido información a las familias de las víctimas.

Los voceros de la ONG denuncian que el Ejército de Nicaragua no vigila ni resguarda los bosques y las montañas donde habitan las seis comunidades, de las doce en conflicto, que gozan de medidas provisionales por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“Hay impunidad y frialdad por parte del Estado de Nicaragua con la situación de nuestros indígenas. ¿Cómo es posible que el Ejército no pueda vigilar estas comunidades, pero se movilicen para rescatar vacas robadas, en la misma zona rural, en el mismo territorio?”, expresó la directora del Cejudhcan, Lottie Cunningham.

Esto en relación a las recuperaciones de ganado que ha hecho el Ejército en la zona, luego que los productores agrícolas denuncian los robos de animales . 

 

Elaine Marrero

Elaine Marrero

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email