Internacionales

Investigarán si joven se ahorcó en Córdoba jugaba “La Ballena Azul”

Fue hallado colgado del cuello en una hamaca paraguaya por su mamá. Agonizó durante una semana en el hospital hasta morir.

Argentina.- Un niño de 13 años se suicidó al colgarse por el cuello de una hamaca paraguaya en Villa Carlos Paz. La justicia investiga si su fatal decisión se motivó en la práctica del juego conocido como ‘La Ballena Azul’.

Su madre regresaba del trabajo cuando encontró a su hijo colgado, debido a que es enfermera, le aplicó los primeros auxilios. Posteriormente trasladó al chico, llamado Elías, al Hospital Sayago de Carlos Paz. Por el severo cuadro de salud fue derivado al Hospital de Niños de Córdoba.

Sin embargo, pese al esfuerzo de los médicos el pequeño falleció tras una semana de agonía por muerte cerebral debido al ahorcamiento. Los familiares de Elías dijeron que la justicia se llevó una tablet que utilizaba el adolescente. Señalaron que establecerán si lo acontecido se relaciona con el juego conocido como ‘La Ballena Azul’.

El director del Hospital de Niños de Córdoba, Luciano Parietti, manifestó que en una semana se registraron tres casos.

“Acá no existe la prevención, la prevención en estos casos debe ser a nivel sociedad, a nosotros se nos va de las manos”, reconoció con preocupación el médico a El Doce.

La Ballena Azul

Joven se ahorcó en Córdoba: investigan si estaba jugando "La Ballena Azul"

El juego de la ‘Ballena Azul’ propone a los participantes cincuenta desafíos para cumplir que incluyen cortes y autolesiones. En su mayoría jóvenes y adolescentes participan en el mismo, lo más peligroso es el reto final.  Consiste en el suicidio para completar el juego.

Entre los desafíos, según el Ministerio Público porteño, “una de las pruebas más espeluznantes es la de grabarse con un cuchillo en la piel el dibujo de una ballena, representando al juego“. Los adolescentes reciben mensajes en sus teléfonos o redes sociales para unirse a grupos y poder participar, comentaron las autoridades.

Una consigna que el jugador tiene presente es mantener el secreto para preservar al grupo. Así mismo evitar levantar sospechas para poder seguir jugando, lo que vuelve más difícil su detección.

“Lo que se incita a los chicos es que para poder cumplir con todo eso y la familia no interfiera, no deben presentar ningún cambio ni ningún síntoma que llame la atención a nadie: no tienen que mostrarse tristes, insomnes, angustiados o deprimidos”, dijo Héctor Basile, médico psiquiatra experto en suicidio adolescente.

Si bien no se estableció el origen del juego que causó suicidios en distintas partes del mundo, se cree que nació en Rusia y hay un hombre detenido, llamado Philipp Budeikin, al que se considera su primer promotor.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Te puede interesar

Close
Close